La cabeza de este niño estaba literalmente colgando de su cuello. Pero una cirugía le dio un giro a su vida

La cabeza de este niño estaba literalmente colgando de su cuello. Pero una cirugía le dio un giro a su vida191shares

Sus padres, preferían que su hijo muriera antes que verlo sufrir.

Mahendra Ahirwar, es un chico de 13 años que ha vivido con su cuello doblado en un ángulo de 180 grados, debido a una extraña condición congénita que limita sus movimientos y no le permite gozar de una vida normal. La miopatía congénita que el chico padece no tiene cura, incluso los padres del niño ya deseaban que su hijo muriera para no tener que verlo sufrir más. Pero, este caso llegó a los ojos de una mujer en Liverpool, quien no pudo contener su interés y decidió ayudarlos.

Los padres de Mahendra visitaron a más de 50 médicos en India buscando una solución a la enfermedad de su hijo, pero ninguno se atrevió a tratarlo. Esta es una condición muy peligrosa en la que está en riesgo su vida, provoca que los músculos de su cuello sean débiles y su cabeza, literalmente, quede colgando. Esto ha significado para él toda una vida de sufrimiento. Pero, finalmente ha llegado el momento de someterse a la cirugía que siempre ha soñado.

Julie Jones, vive en Liverpool, Inglaterra, es madre de dos niños, se enteró del caso de Mahendra y sin dudarlo empozó a hacer un cambio para que este chico tuviera la oportunidad de vivir una vida tranquila y sin riesgos.

“Fue trágico. Lo único que pensaba era en mis hijos y sentí cómo se sentirían en esa situación. Mientras todos buscaban ayuda, nadie hacía algo en realidad. Así que fui, encendí mi laptop y creé una cuenta en un sitio para recaudar fondos”-Julie Jones a Daily Mail

Gracias a la iniciativa de Julie se lograron recaudar más de 13 mil euros, con lo que podrían ayudar a Mahendra a someterse a una cirugía que le daría un giro total a su vida. Y así lo hicieron. El chico ingresó a pabellón gracias a esta obra humanitaria y fue atendido por la doctora Rajagopalan Krishnan, en Delhi, quien practicó la cirugía en la que removió discos de su cuello y utilizó injertos óseos de su pelvis, los cuales aseguró con una placa metálica.

Gracias a la caridad de Julie y a la cirugía, ahora Mahendra tendrá un cuello y una vida normal y será capaz de jugar como otros niños.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR