La conmovedora historia de una abuela que prestó su cuerpo para traer al mundo a su nieto.

La conmovedora historia de una abuela que prestó su cuerpo para traer al mundo a su nieto.0shares

Hay hechos que trascienden las barreras del espacio y del tiempo debido a lo extraordinario que son. Sin lugar a dudas, muchos de ellos vienen asociados a la determinación, valentía, motivación e iniciativa que una madre puede llegar a tener por el bienestar de sus hijos. Es así cómo diariamente surgen testimonios increíbles sobre los más grandes y desinteresados actos de amor de este tipo.

Una de los casos más sonados se remonta al 2011, en el cual una mujer de 61 años llamada Kristine Casey decide ofrecerse como voluntaria para gestar dentro de su viente al bebé de su hija Sara, quien junto con su esposo habían tenido numerosos e infructíferos intentos por procrear y estaban próximos a darse por vencidos. Así fue como esta historia comenzó y hoy, 6 años después, el pequeño y saludable Bill, quien ya acumula 6 años llenando de alegría el hogar de su familia, es la prueba viva de cuánto es capaz de dar una madre para que sus hijos logren ser felices. Conoce mayores detalles a continuación.

Kristine Casey decidió darle a su hija Sara el mayor de los regalos: la oportunidad de ser madre.

Esta mujer, a sus 61 años, tuvo la iniciativa de servir de portadora gestacional para su hija, Sara Connell y su esposo Bill, quienes sufrieron desgarradores momentos a causa de la infertilidad de ella. 

Sara y su marido habían perdido por completo las esperanzas.

Habían tratado con diversos métodos y ninguno surtió efecto. Estaban agotados física y emocionalmente, hasta el punto de querer tirar la toalla para darse por vencidos en su búsqueda de tener descendencia propia.

Los médicos indicaron que la última opción era ubicar un vientre subrogante para gestar a su bebé.

Obviamente, esta no es una decisión sencilla, considerando todos los dilemas morales y éticos los cuales acarrea. Sin embargo, esta pareja tuvo la bendición de que alguien voluntariamente aceptó esta tarea.

Kristine no dudó ni un segundo y aceptó prestar su cuerpo para el procedimiento.

A sus 61 años, estaba dispuesta a albergar en su vientre a su propio nieto.

Luego de hacerle los estudios de rigor, se concluyó que estaba apta para hacerlo.

Después de esto, se procedió a realizarle el procedimiento de la fertilización in vitro, quedando embarazada al primer intento.

Todo el embarazo transcurrió con total normalidad.

Kristine acudió a sus respectivas visitas médicas de control prenatal, pero todo marchó sobre ruedas.

Sara y su esposo la acompañaron durante todo el proceso.

Finalmente, el pequeño Bill llegó al mundo en 2011 ¡sano y fuerte!

Fue una cesárea completamente exitosa y sin ninguna novedad. Además, la recuperación de Kristine fue bastante satisfactoria.

Las emociones estaban a flor de piel para todos en la familia.

¡Esta abuela hizo realidad el sueño de su hija!

¡Cuántas mujeres anhelan poder decir esto! Y en su caso pudo materializarse.

El pequeño Bill disfruta ahora de la calidez de los brazos de su abuela.

Aunque ya antes su vientre había sido su primer hogar.

Sara fue doblemente feliz a raíz de este acontecimiento.

Primero, por haberse convertido al fin en madre. Y segundo, porque comprobó el inmenso amor que su madre le tiene, haciéndola sentir enormemente bendecida.

Ahora, el pequeño Bill ha completado la pieza que faltaba en esta familia para ser plenamente felices.

Es un niño amable y cariñoso. Sus padres disfrutan cada segundo que pasan a su lado, e igualmente su abuela.

Kristine rompió el récord de mayor edad de fecundación y gestación.

Pese a que su mayor recompensa es ver el rostro de felicidad de su hija y su nieto; no cabe duda que debe sentirse muy bien de formar parte de la historia de esta manera.

Actualmente, Kristine tiene 67 años y su nieto Bill tiene 6.

Disfrutan enormemente pasar tiempo juntos.

¡Bravo por esta madre y abuela que supo darlo todo por amor!

¿Qué hubieras hecho tú estando en su lugar? COMENTA y COMPARTE esta inspiradora historia con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR