La cruel realidad de India: Menores atados durante años por sus propios familiares

La cruel realidad de India: Menores atados durante años por sus propios familiares1shares

Mucho hemos hablado de las maravillas de ser padre y de cómo esos pequeños pueden complementar nuestras vidas. De verdad, tener un hijo es algo que difícilmente podríamos describir con palabras y sí, es un trabajo duro, pero su risa, cariño y amor incondicional hace que todo valga la pena.

Por supuesto, no todas las personas están hechas para ser padres. Entendemos que el cuidado de un menor es una tarea difícil que no todos pueden asumir, ya que se requiere de mucho amor y paciencia. Sin embargo, a pesar de existir fundaciones, casas de acogidas y otras instituciones destinada para brindar ayuda a pequeños, aún hay padres que obligan a sus hijos a pasar por situaciones difíciles por simplemente ser diferentes.

Tal es el caso de dos menores de la India, quienes fueron maltratados y obligados a permanecer atados durante años por simplemente padecer de ciertas discapacidades.

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de los lectores.

Conoce a Jiva Ram y Umesh.

Dos menores de edad de 11 y 8 años, respectivamente, quienes fueron obligados por sus propios familiares a vivir aislados por padecer discapacidades físicas y mentales para así "evitar problemas".

Las deplorables condiciones en las que fueron encontrados los pequeños ha escandalizado al mundo entero. Por lo que ahora se comparte sus historias para poder generar conciencia en el mundo.

Umesh fue encontrado atado a una estructura junto a un establo en Kolyari, Rajastán.

Permaneció en ese lugar durante 5 largos años por decisión de sus abuelos, con los que vive al noroeste de la India. Los padres del pequeño habían fallecido a causa del VIH, por lo que los abuelos quedaron a cargo del cuidado del menor.

Sin embargo, la decisión tomada por los familiares surgió debido a su precaria situación económica.

En donde no son capaces de costear un tratamiento médico para tratar la discapacidad mental del menor.

"Somos viejos y no podemos correr en busca de él. Tenemos que mantenerlo atado", declararon los abuelos.

Por su parte, Jiva Ram fue encontrado atado a un árbol en terribles condiciones de salud.

El menor fue hallado en la aldea Baydi y se encontraba prácticamente en los huesos. De hecho, los padres lo abandonaban amarrado en casa todos los días para ir a trabajar.

De acuerdo a las declaraciones de los padres, decidieron mantenerlo aislado por su actitud violenta.

Durante las horas en la que era obligado a permanecer atado bajo el árbol, el pequeño no tenía acceso a comida, agua o algún sitio para hacer sus necesidades.

Y el pequeño vivió en esas condiciones por nada más, ni nada menos que 5 años.

En ambos casos, la situación económica de las familias habría sido la razón principal de haberlos dejado tan crueles condiciones.

Lamentablemente, este tipos de hechos es algo común en la India, el cual es uno de los países con mayores índices de pobreza en todo el mundo.

Por fortuna, los pequeños fueron hallados por personas honestas que se encargaron de trasladarlos a un refugio cercano.

Lugar donde recibirán el cuidado necesario para tener una vida mejor.

"Comenzaremos su tratamiento y les ayudaremos a crecer como seres humanos", indicaron los voluntarios del refugio.

Estamos seguros que ahora ambos niños están en mejores manos.

Es sumamente lamentable que los mismos familiares puedan someter a los menores a tales atrocidades.

Y tú, ¿qué opinas sobre esta historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR