La Historia de la Niña de 7 años que fue Declarada Diosa Viviente por poseer "pestañas de vaca" en Nepal

La Historia de la Niña de 7 años que fue Declarada Diosa Viviente por poseer "pestañas de vaca" en Nepal10shares

Incluido el primer ministro de Nepal. ¿Puedes creerlo?

Desde hace siglos ha existido la veneración hacia Dioses y entidades "supremas", es una forma de fe, esperanza y de dar explicación a lo inexplicable. Pero, si te contáramos que aún hay Dioses entre nosotros, ¿qué harías?.

Esta vez te queremos contar sobre la historia de una niña que fue declarada 'Diosa viviente':

En Nepal, una bebé fue escogida para ser una 'Diosa viviente' por tener "pestañas como vaca" y una voz "clara como un pato".

Por supuesto, esa bebé ahora tiene 7 años.

Esta 'Diosa Viviente' hace referencia a una tradición centenaria de niños deidades que viven entre los mortales.

En julio, se celebró el Festival Hindú de la Lluvia, donde miles de personas fueron a presentar sus respetos ante esta 'Diosa'. Incluso el primer ministro de Nepal, Pushpa Kamal Dahal, se inclinó para reverenciar a la niña.

No obstante, esta 'Diosa viviente o Kumari', aún vive con sus padres. De hecho, su verdadero nombre es Yunika.

“La Kumari es sumamente considerada y respetada en Nepal. Además, ambos dejaron sus trabajos para dedicarse 100% a la pequeña lo que ha sido un trabajo difícil pues a la Kumari no se le permite salir de su casa excepto en ocasiones especiales y sus pies no pueden tocar el suelo". Declaró el padre de Yunika, muy orgulloso.

Para poder ser una Kumari, lo cual significa "mujer soltera" o "virgen", los niños deben cumplir con algunas características.

Tales como: “pestañas de vaca”, “muslos como un ciervo” o “una voz tan clara como un pato”.

Aún cumpliendo con todas esas característica, su carta astral debe ser considerada favorable para el rey de Nepal.

Además, Yunika es considerada la reencarnación de Taleju, una Diosa hindú.

Sin embargo, una vez que llegan a la pubertad y sufran su primera menstruación, pierden su 'status' de Diosa y pasa a ser un miembro más de la sociedad.

De acuerdo a Rashmila Shakya, una Ex-Kumari, adaptarse a ese cambio no fue difícil. Además declaró: “Cuando era una Kumari, no me dejaban salir. Era un poco incómodo cuando después me retiré y tuve que caminar por la carretera”.

A pesar del valor cultural de esta tradición, algunos activistas afirman que se trata de explotación y trabajo infantil.

Pero, en el 2008, el Tribunal Supremo de Nepal, anuló la solicitud de poner fin a esta práctica. Por lo que seguiremos viendo 'Dioses Vivientes' por un buen rato.

¿Qué opinas sobre esta tradición?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR