La terrorífica historia de Anatoly Slivko quien torturaba y mataba niños sólo por placer.

La terrorífica historia de Anatoly Slivko quien torturaba y mataba niños sólo por placer.186shares

La conducta humana ha sido estudiada durante mucho tiempo, pero aun así es muy poco lo que se conoce sobre las causas que conllevan a una persona para cometer los crímenes más atroces de los que sabemos hasta ahora. Incluso mentes sumamente brillantes han caído presas por llevar a cabo horribles actos contra la integridad y la vida de otras personas, sin razón aparente. Lo más grave es que algunos de los más despiadados asesinos muestran ante la sociedad una imagen intachable, hasta llegan a ser respetados dentro de sus comunidades, siendo así más difícil reconocerlos y más todavía creerlos capaces de semejantes hechos.

Tal es el caso de Anatolv Slivko; padre y esposo ejemplar, quien fue encontrado culpable de múltiples hechos violentos relacionados con niños en la antigua Unión Soviética; incluyendo asesinatos, violaciones, maltrato físico, entre otros; descubierto luego de 20 años desde su primer crimen gracias al valiente testimonio de una de sus últimas víctimas. Es importante saber sobre este tipo de casos para recordar que nada ni nadie es lo que parece y que el peligro puede estar más cerca de ti que lo que puedes creer.

Este es Anatoly Slivko, quien por más de 20 años fue responsable de los más abominables crímenes.

Nadie hubiese imaginado que este hombre ruso, esposo ejemplar, padre de dos hijos y señor estimado por toda la sociedad fuese el ejecutor de incontables asesinatos, violaciones y torturas hacia los niños de su comunidad.

Su vida transcurrió tranquila hasta que en 1961 fue testigo de un terrible accidente que marcó su vida.

En este accidente de tránsito murió instantáneamente un chico de 15 años, arrollado por un auto; el cual llevaba puesto el uniforme de los "Jóvenes Pioneros", un grupo similar a los Boys Scouts de Rusia. Esta escena lo impactó pero no de la forma como podríamos creer, sino que le pareció gratificante aquella situación. A partir de allí, se despertó su instinto asesino.

En ese tiempo, era el responsable de un club de niños conocido como "Chergid".

Era un privilegio pertenecer a él. Así que aprovechó su posición para seleccionar a sus futuras víctimas entre estos chicos. ¡Qué gran peligro corrían cada uno de ellos!

Convencía a varios chicos para que practicaran con él algunos trucos sobre la guerra.

Se propuso escoger a 1 o 2 chicos de cada grupo para llevar a cabo sus perversos deseos. Primero se ganaba su confianza, y luego los llevaba hasta el bosque donde supuestamente practicarían. Pero lo que en realidad sucedía era que los torturaba brutalmente. E incluso los grababa para regodearse más adelante.

Los niños terminaban tan mal que ninguno se atrevía a confesar lo sucedido.

La reputación que Anatoly Slivko se había labrado lo precedía. Sería la palabra de unos pequeños contra la de todo un señor de la sociedad, así que por eso preferían callar lo que les hacía.

Debido a esto, fueron muchos los afectados.

No sólo los torturaba duramente, colgándolos de los árboles o de otras maneras. También llegó a quitarle la vida a muchos y abusar sexualmente de ellos (tanto estando vivos como después de muertos). ¡Realmente escalofriante!

Incluso retrataba los cuerpos de sus víctimas tan sólo por placer.

En total, se contabilizaron 7 fallecidos por sus enfermizas acciones.

La cantidad de víctimas de torturas fue difícil de determinar con exactitud.

20 años después fue cuando uno de los chicos no pudo contenerse y le dijo a sus padres lo sucedido.

Allí se dirigieron a las autoridades, quienes comenzaron con las investigaciones sobre los hechos, hasta encontrar múltiples evidencias de sus repudiables crímenes, ente ellas habían fotografías, videos y prendas de vestir de las víctimas, las cuales eran vistas por este enfermo hombre como un premio.

Fue detenido en 1985 acusado de asesinato, necrofilia y pederastia.

Una vez descubierto, tratando de eludir la pena de muerte, decidió cooperar orientando a la policía hasta el lugar donde se encontraban los 5 de los cuerpos de los muchachos asesinados. Los otros dos, quienes fueron sus primeras víctimas, no recordaba donde los había sepultado. 

En 1986 fue sentenciado a muerte pero fue hasta 1989 cuando dio cumplimiento a ella.

Increíble que detrás de este admirable hombre se escondiera semejante monstruo.

¿Qué piensas sobre esta historia? Deja tus COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR con tus amigos para que no se fíen por completo de la reputación de las personas.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR