Las 24 fotos más reales y desgarradoras sobre los dos primeros años de la maternidad

Las 24 fotos más reales y desgarradoras sobre los dos primeros años de la maternidad54shares

Si bien ser mamá es lo más maravilloso del mundo, debemos reconocer que es un trabajo de vida muy complejo, que nos quita día a día mucha energía y, en muchos casos, no sabemos cómo afrontar los momentos que nos consume.

Todo el mundo habla de lo bello que es tener un hijo, pero nadie habla de lo trabajoso que puede llegar a ser. Seguramente, como madre, has tenido momentos en los que has estado a punto de caer al piso de lo cansada que te sientes, el día se te va volando y, cuando llega la noche, te das cuenta que has pasado horas aguantando sin siquiera ir al baño. Este cansancio, por supuesto, no lo viven todas las madres, hay algunas que disponen de una nana, madre o abuela para ayudarle todos los días y, aun así, deben sentirse cansadas también.

No queremos desanimarte, ni asustarte, solo mostrarte todo el trabajo que implica ser madre, pero seguimos pensando que vale la pena todo el esfuerzo. ¡Acompáñanos a ver estas fotos!

Una mirada real a la maternidad

Después de dar a luz a su hija, la fotógrafa Anna Ogier-Bloomer decidió voltear el lente de su cámara y capturar los dos primeros años de su nuevo rol como mamá, retratando todos esos momentos típicos de la hora de comer y amamantar, adoloridos pezones y un cuello lleno de arañazos. Si estás a punto de convertirte en madre por primera vez, deberías echar un vistazo a su descriptiva galería.

Su nueva serie de fotografías fue titulada Letdown

En ellas muestra su día a día en lo que llama "el trabajo más difícil y más significativo de su vida”, porque si bien el trabajo de ser mamá es por lo general muy gratificante, hay momentos en que, entre las hormonas y el agotamiento, sólo te provoca dormir. 

“Me enfrento a la complejidad de ciertos estados aparentemente contradictorios del ser, y a las maneras en que las madres se sienten con respecto a la maternidad, sus hijos, su estado físico y su apariencia, que no se compara con la de nadie más”, expresó Anna.

1. La primera noche en casa

2. Después de una semana…

3. Los “típicos” rasguños de una sesión de lactancia, algunos meses después

4. Los almuerzos

5. Durante un día de verano

6. La hora de la cena con papá

7. Enferma en casa, qué bueno que con ayuda...

8. Siestas colectivas

9. Y 174 litros de leche materna para donar

10. Succionando con fuerza

11. Un momento de relajación como pocos en estos días

12. Ella relajada

13. Recuerdos de cuando la vida era normal...

14. Un poco antes de que este repollo llegara

15. Y se levantara temprano en la mañana

16. O no pudiera dormir, a menos que mamá la abrazara

17. Para ella siempre es un buen momento para comer

18. Las noches en vela por cualquier resfriado son eternas

19. Pero, a pesar de lo duro que puede ser, siempre hay momentos mágicos 

20. Y, más, cuando tienes el apoyo de tu familia

21. Y si es tu madre quien te ayuda y acompaña, aún mejor...

22. Todo vale la pena por estos momentos...

23. Que quieres atesorar para toda la vida 

24. Viéndola crecer feliz

No cabe duda de que este es uno de los trabajos más duros, pero gratificantes, del mundo

¿Qué opinas del trabajo de ser mamá? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR