Los 11 Secretos de esos padres capaces de criar a niños felices y emocionalmente fuertes

Los 11 Secretos de esos padres capaces de criar a niños felices y emocionalmente fuertes4shares

¿Alguna vez te has detenido a pensar en cuánto han cambiado las técnicas de crianza desde que nosotros éramos niños hasta el día de hoy? Con cada generación, los expertos van haciendo nuevos descubrimientos y dando recomendaciones diferentes acerca de cuál es la mejor manera de criar a los niños. Lo que sí es cierto es que no importa en qué momento de la historia estés viviendo, ni cuáles sean los métodos más modernos para educar a los niños en tu época, lo que todo padre desea es que sus hijos crezcan para convertirse en adultos felices y exitosos.

Es por ello que aquí en Buenamente.com nos hemos dado a la tarea de descubrir qué es lo que tienen en común los padres de los niños más verdaderamente felices alrededor del mundo y hoy te traemos la compilación de esos datos, para que puedas ponerlos en práctica en casa, con tus niños y asegurarte de hacer todo que esté en tus manos para ayudarlos a alcanzar la mayor felicidad posible.

Pasan tiempo juntos

Los padres modernos tienen unas agendas muy apretadas. Cuando se sienten cansados, las manera más fácil de mantener a sus niños ocupados es prender la televisión. Pero hay actividades que tanto tú como tu hijo pueden encontrar interesantes. Los niños olvidarán lo que les compraste, pero nunca olvidarán cómo pasaban el tiempo juntos.

Por ejemplo, está comprobado que una relación cálida con el padre afecta la habilidad de construir relaciones íntimas y felices en la adultez.

Disfrutan las comidas en familia

Los científicos han concluido que comer en familia regularmente está directamente conectado con ina menor incidencia de depresión y pensamientos suicidas entre los adolescentes.

Los niños que disfrutan comidas familiares frecuentes también tienen una actitud más positiva en la vida comparada con sus pares que no cenan con sus familias. Compartir la comida es una excelente oportunidad para acercarse más a los niños. No te olvides de apagar la televisión.

Le enseñan a sus hijos a preocuparse

Es importante enseñarle a los niños a cuidar de los demás y a ser agradecidos con aquellos que contribuyen en sus vidas. Estudios muestran que la gente que está acostumbrada a expresar gratitud es más probable que sean serviciales, compasivos e indulgentes, además de sentirse más felices y más sanos.

Le enseñan a sus hijos a analizar y manejar los problemas

En control constante puede llevar a una relación destructiva en el futuro. Confía en tu hijo y déjalo tomar sus propias decisiones. Empieza con cosas pequeñas: déjalos elegir qué van a usar o qué desayunar. Así, tu hijo gradualmente se volverá independiente y entiende qué quiere de la vida. Escucha con detenimiento si tu hijo ha decidido compartir sus problemas contigo y ayúdalo a tomar la mejor decisión.

Ayudan a sus hijos a desarrollar habilidades comunicativas

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania y de la Universidad de Duke estudiaron 700 niños hasta que tuvieron 25 años. Resultó que los niños en edad preescolar que eran sociables y colaboraban con sus pares tenían muchas más posibilidades de ir a la universidad y conseguir un trabajo de tiempo completo.

Aquellos que tuvieron problemas desarrollando habilidades de comunicación cometían crímenes y bebían alcohol con más frecuencia.

Están menos estresados

Estudios han concluido que los sentimientos de la madre y su estado emocional afectan directamente a los miembros de su familia. La misma regla aplica para las emociones negativas. Los padres estresados emocionalmente afectan sin querer a sus hijos, haciéndolos sentir igual.

Trabajan en su relación con sus hijos

Los niños aprenden sobre a ser preocupados y respetuosos cuando son tratados de esa manera. Cuando sienten el amor de sus padres, se vuelven apegados a ellos. Ese apego los hace capaces de valorar las cosas y aprender más rápido. Pasa más tiempo de calidad con tus hijos: lean juntos antes de ir a la cama, habla con ellos y escucha siempre que compartan sus problemas contigo.

No gritan y nunca le pegan a sus hijos

Golpear nunca funciona cuando se trata del comportamiento de los niños. En lugar de eso, los niños tratan de encontrar nuevas maneras de evitar el castigo. Ese tipo de niños, se convierten en mentirosos malcriados que hacen lo que quieren sin importar nada. Por el contrario, los niños que nunca han experimentado violencia emocional son menos depresivos, tienden a controlar sus emociones mejor y tienen buena memoria.

Son modelos a seguir para sus hijos

En los años 60s, un estudio de la Universidad de California mostró que hay tres tipos principales de crianza: permisivo, autoritario y con autoridad. Los padres de niños felices con frecuencia escogen la tercera: sus hijos respetan los adultos pero no están sofocados por su autoridad.

Para que nuestros hijos nos respeten y confíen en nosotros, debemos reconocer nuestros errores y defectos. Necesitamos ser honestos pero justos y respetar sus puntos de vista. Sin embargo, eso no significa ser perfectos todo el tiempo.

No juzgan, sino que alientan una actitud de intentar de nuevo

Los niños, al igual que los adultos, piensan en el éxito de dos maneras: Una actitud inflexible asume que el carácter, la inteligencia y la creatividad nunca pueden cambiar. La única manera de alcanzar el éxitos en evitar el fracaso a toda costa. Una mentalidad madura, por el contrario, considera el fracaso como una oportunidad para mostrar los talentos y habilidades.

Para alentar a tus hijos a desarrollar una mentalidad madura, nunca digas que tuvieron éxito sólo por sus habilidades naturales. Evalúa sus esfuerzos en lugar de eso.

Ayudan a sus hijos a enfrentar sus sentimientos negativos

Desafortunadamente, los niños no nacen con la habilidad de controlar sus sentimientos. Necesitan nuestra ayuda para aprender a hacerlo. Eso protegerá sus relaciones futuras de la rabia, la envidia y otros sentimientos negativos.

Trata de ayudar a tu hijo a entender sus propios sentimientos, y enséñale a hablar sobre ellos. Enséñale un truco simple para manejar las emociones abrumadoras: detente por un segundo, inspira profundo a través de tu nariz, exhala por la boca y cuenta hasta 5.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR