Los 29 errores más frecuentes que la mayoría comete al conducir un auto

Los 29 errores más frecuentes que la mayoría comete al conducir un auto183shares

Un automóvil tiene otros elementos importantes y útiles, además del volante, los pedales, las palancas, los parabrisas y las luces. Son muchos los incidentes relacionados con el funcionamiento de un vehículo, producidos por un mal uso de él, bien sea por olvidar hacerle el mantenimiento adecuado, no estar pendiente de medir los niveles de aceite o gasolina, o hasta chequear el estado de los neumáticos antes de salir.

La mayoría de ellos tiene sensores y otros indicadores que permiten apoyar su buen desempeño sobre la carretera, indistintamente del modelo o del año. Lo verdaderamente importante es que aprendas cada uno de esos detalles para que garantices que tu auto podrá prestarte su servicio de forma eficiente, por el mayor kilometraje posible.

Es por eso que aquí en Buenamente.com queremos ayudarte con esto, mostrándote los 29 errores más comunes cometidos cuando estamos detrás del volante, que a veces hasta el conductor más experimentado comete. Aprovecha para evitar caer en ellos y tratar mejor tu vehículo, verás pronto cómo te lo agradecerá.

1. La mayoría no calienta el motor antes de salir de casa

O cuando hemos permanecido por mucho tiempo en algún sitio y el auto ha estado en reposo. Es importante tomarse este tiempo para que el aceite fluya y lubrique internamente el motor por completo. Además, ayuda a mantener una temperatura óptima. No es necesario tenerlo acelerado, simplemente hay que encenderlo y esperar un poco. Alargará considerablemente la vida de tu motor.

2. Olvidar chequear la presión de los neumáticos

Si te descuidas con esto, tus llantas se desgastarán más rápido si ruedas a baja presión, o podrían reventarse fácilmente si tienen demasiada. Mejor estar prevenido y estar pendiente de este detalle. Solo toma poco tiempo, pero te evitará grandes molestias.

3. Pocos usan el freno de mano

Hay quienes olvidan que lo tienen o hasta desconocen para qué sirve. En vehículos automáticos, cuando se estaciona en lugares empinados, es lo más seguro para evitar desplazamientos espontáneos por acción de la gravedad, además que tensa menos la caja de cambios.

4. Estacionarse con los neumáticos sobre terrenos desnivelados

El peso del auto hace que la suspensión sufra mucho más estando así. No es tan complicado ubicar zonas con superficies planas. Además, las llantas se van deformando, generando problemas de estabilidad.

5. Mantener el pie sobre el embrague

Esto produce el desgaste de varias piezas, incluyendo el disco. Así sea sólo un poco que lo presiones, causa el mismo efecto. No abuses de él.

6. Pasar demasiado rápido un reductor de velocidad

No importa su tamaño, el efecto es el mismo: sufren tanto los neumáticos como los rines o copas, la suspensión y muchas otras piezas. Fíjate bien en el camino y disminuye la velocidad. ¡Justo para eso son!

7. No prestar atención a los sonidos que emite

Salvo la bocina, la radio y las alarmas de los sensores, tu auto no debería emitir ningún otro sonido. Así que no veas como "normal" alguno que podría estar avisando algún desperfecto menor y que, a la larga, se convierta en algo mucho peor.

8. No mover el auto por mucho tiempo

El sucio acumulado podría llegar hasta la bomba de la gasolina y producir serias averías. Si no tienes más remedio, por motivo de viaje u otra cosa, ponle un cobertor de carro y suelta los cables de la batería.

9. Olvidar chequear el nivel del aceite de motor

El aceite es lo que garantiza que las piezas funcionen adecuadamente y por mucho más tiempo. Si lo ruedas con un nivel menor al requerido, lo vas a forzar al punto de dañarlo de manera irreversible. Acostúmbrate a medir el nivel diariamente antes de salir.

10. Manejar con la reserva del tanque de gasolina

Hacerlo daña considerablemente la bomba, la cual debe estar sumergida por completo en gasolina para funcionar óptimamente. Si conduces con la reserva, baja demasiado el nivel y se tranca. ¡Cuidado!

11.  Ajustar correctamente los espejos

El retrovisor y los espejos laterales no son decoraciones. Son instrumentos importantes en tu automóvil que ayudan a ver qué hay detrás de ti y a ambos lados de tu vehículo. Asegurarse de que los espejos en tu automóvil están en la posición correcta es de vital importancia.

12. Conducir muy despacio en el carril central en la autopista

Todos los hemos maldecido: la gente que conduce lentamente en el carril central una carretera, indiferente al hecho de que están bloqueando el tráfico detrás de ellos. Esta práctica no solo es molesta, sino que también es peligrosa, ya que puede llevar a que conductores frustrados traten de rebasarte por el canal interno, que es el indicado para coches a baja velocidad o camiones y colisionar con ellos.

13.  No usar las luces de cruce

Pocos de nosotros utilizamos nuestras luces de cruce de las que disponemos en nuestros autos. Lo que todos olvidamos es que las señales de giro son una función de seguridad importante, la cual informa a otros automovilistas que nos rodean cuáles son nuestras intenciones.

14. Manejar de noche con las luces altas siempre encendidas

Este mal hábito puede ser extremadamente peligroso. Las luces altas pueden cegar a los conductores en los automóviles que se aproximan y distraer a los conductores que están delante de tí.

15.  Manejar con un pie en el acelerador y el otro en el freno

A menos que seas piloto de carreras de Fórmula Uno, no hay razón hacerlo. Mantener el pie izquierdo sobre el freno y el pie derecho sobre el acelerador puede conducir en poco tiempo al desgaste de los frenos, aparte que incrementa el uso del combustible.

16.  Utilizar una mala posición del asiento

Esto puede no parecer un gran problema. Después de todo, tienes el asiento en tu auto tal como te gusta. Te sientes cómodo conduciendo, y eso es todo lo que importa, ¿verdad? No tan rápido. Muchas personas se sientan demasiado atrás y en posiciones que comprometen el control del vehículo que están operando.

17.  Utilizar las luces de día en la noche

Las luces diurnas son más tenues que las luces de noche en la mayoría de los coches, y las luces traseras generalmente no están encendidas cuando las luces diurnas están funcionando.

18.  Cruzar desde el carril externo a una intersección

Cruzar múltiples carriles antes de doblar una esquina es un error más común de lo que la mayoría de las personas cree. Y también es un error peligroso y costoso. La práctica correcta (y segura) es circular en el carril cercano a donde está la esquina a doblar, utilizar la señal de giro para indicar su intención de tomar la intersección.

19.  Acelerar con el semáforo en amarillo

Esto es muy peligroso y debe evitarse. Casi cada vez que se ve una colisión en una intersección es porque alguien estaba acelerando en amarillo.

20.  Utilizar el octanaje errado

Se debe utilizar el octanaje indicado por el fabricante para su vehículo, usar uno superior no incrementara su rendimiento y uno inferior puede traer problemas, ya que a la larga podría dañar tu motor.

21.  Acelerar demasiado

Obviamente, conducir a alta velocidad puede ser un hábito temerario que pone a ti mismo y a los otros conductores en la carretera en posiciones muy vulnerables, pero pisar el acelerador con demasiada frecuencia también puede costarte más al disminuir el millaje de gasolina de tu auto.

22. Ignorar los signos de la zona escolar los fines de semana

Si bien la mayoría de las áreas solo aplican la regla durante las sesiones escolares, hay otras que mantienen avisos de velocidad las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que pueden hacer que los conductores reciban multas sin importar qué hora o día sea. Por lo tanto, es importante prestar mucha atención a los signos.

23.  Tratar de conducir a través de charcos de agua

Los charcos extremadamente grandes y profundos pueden causar daños a tu vehículo. Según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de los EE.UU. es difícil juzgar la profundidad con solo mirar el agua.

24.  Prestar atención a la cosa equivocada

 Si estás demasiado centrado en las señales de tráfico, por ejemplo, es posible que no te des cuenta de que te has alejado de tu carril. Si está prestando atención al Ferrari en tu espejo retrovisor, es posible que no notes  los coches que desaceleran frente a ti.

25.  Mejorar la habilidad de estacionar correctamente

 Desafortunadamente, chocar y raspar regularmente la acera daña tus neumáticos y aumenta las posibilidades de pincharlos. Practicar el estacionamiento en una situación de baja presión mejora tus habilidades y servirá para que sea más fácil hacerlo sin problemas en público.

26. No leer el manual del propietario 

Todos dejamos ese libro en la guantera, sin darle la debida importancia, en él están todas las recomendaciones de uso para darle a tu vehículo la mayor vida y fiabilidad. 

27  No rotar los cauchos al menos cada año

Las piezas del vehículo que están en contacto con el pavimento y reciben la mayor parte del maltrato y golpes son tus cauchos. Estos, debido al peso del motor, suelen desgastarse más en el tren delantero, por eso es recomendable hacer una rotación de tus cauchos para que se gasten de forma uniforme.

28.  Conducir bajo la influencia del alcohol o de estupefacientes

Aunque no lo creas, este es uno de los errores que más cometen los conductores en sus inicios, que además de poder causarles graves multas o cárcel, les puede costar su propia vida.

29.  Llevar a infantes en el asiento delantero

Ademas de estar prohibido en la mayoría de las legislaciones a nivel mundial, llevar a un niño en el asiento delantero lo expone a graves lesiones, porque el accionar de los airbag puede herirlos gravemente.

Evitando estas simples situaciones podrás recorrer satisfactoriamente muchos kilómetros más

¿Cuál es el error que más cometes? COMENTA y COMPARTE con tus amigos para que aprendan también a cuidar de mejor manera su auto.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR