Niño de 10 Años fue Secuestrado y Asesinado por Entrenador que Consideraba como su Padre.

Niño de 10 Años fue Secuestrado y Asesinado por Entrenador que Consideraba como su Padre.907shares

Por más cliché que pueda sonar, al final termina siendo cierto eso de que jamás llegamos a conocer por completo a las personas. Y es que la historia que llenó de impacto a todo Uruguay, y al mundo, es la prueba contundente de ello al ser traicionada la confianza colocada en una persona que al final acabaría con la felicidad de toda una familia. 

Un niño de 10 años llamado Felipe Romero, solo quería disfrutar de su niñez, ser feliz y aprender a jugar fútbol. De forma que el entrenador Fernando Sierra llegó a su vida para cumplirle este último objetivo, y a quién el niño le diría "papá"... sin saber que este mismo hombre sería quien lo llevaría a la tumba. 

Felipe era hijo de un ex futbolista uruguayo llamado Luis Romero. Desgraciadamente, era un padre que no pasaba tiempo con su hijo, esto según declaraciones de Alexandra Pérez a BBC Mundo. El niño conoció a Fernando a través del Club Defensor de Maldonado, donde sería su entrenador. 

“Siempre lo llevaba y lo traía de las prácticas, de todos los partidos, yo andaba con el para todos lados, el era como mi hijo y Felipe lo trataba como si se tratara de su papá. En más de una ocasión le dijo papá. Fernando siempre fue tranquilo, correcto, educado y muy respetuoso con los pequeños. Nada nos hubiera hecho pensar que pudiera pasar algo como esto", expresó Miryam Sosa, dirigente del Club Defensor Maldonado. 

Basándose en esta relación casi padre-hijo (aún sin serlo) nadie esperaba que la tragedia pudiera estar a la vuelta de la esquina, dejando a un país conmocionado y al mundo entero. 

La relación entre Felipe y Fernando iba viento en popa y se afianzaba cada día más, a pesar de que este último había dejado de ser entrenador en el equipo del niño. 

Debemos admitir que, a veces, para con los hijos se entra en una espiral donde no vemos ningún mal todo parece correcto pero cuando por un segundo se nos cae la venda la historia puede volverse la más terrorífica de todas, porque cuando la cosa es relativa a nuestros pequeños ... ¡Todo es tan doloroso! 

Era tanto el cariño que había entre ambos que Fernando participaba en las reuniones del colegio de Felipe, lo recogía allí e inclusive hicieron varios viajes juntos. Uno de ellos fue a Brasil, al cual los padres del niño le otorgaron el permiso. 

De esta manera fue como Fernando se transformó en la figura paterna que tanto necesitaba el niño.

Todo iba perfectamente bien entre Fernando y el niño hasta que, luego de realizar un viaje juntos, la psicóloga del niño tuvo una conversación con su madre para advertirle que "algo no estaba bien" y de hecho le recomendó que ya no dejara que su hijo pasara tiempo con el entrenador a solas. 

Y así Alexandra Pérez decidió realizarle una visita al entrenador para conversar con él. 

“Mirá Fernando, las psicólogas me advirtieron que no podés volver a estar a solas con Felipe. Tómalo como quieras. Pero tenés que aceptar esto que te estoy planteando. Te lo pido por favor”, expresó literalmente Alexandra a un diario. 

“Si ya no puedo ver a Felipe, me mato” respondió el entrenador luego que la madre le pidió que se alejara de su hijo. 

Al día siguiente (jueves), el hombre por su cuenta decidió recoger a Felipe en la escuela. Esta situación no pareció para nada alarmante porque era algo que sucedía normalmente. Sin embargo, esta fue la última vez que vieron a ambos con vida. Al darse cuenta que se trataba de un secuestro, la policía decidió realizar un operativo con el objetivo de encontrarlos. 

El Ministerio del Interior de Uruguay dio la trágica noticia al informar que el sábado por la mañana fueron localizaron ambos cuerpos sin vida. Fernando Sierra le disparó en la cabeza al niño, y luego se suicidó. 

Luego de realizarle la autopsia se descubrió que Felipe no presentaba signos de agresión física, lo que se encontró en su cuerpo fueron pastillas tranquilizantes; por lo que la hipótesis que maneja la policía es que el entrenador sedó al pequeño antes de matarlo.

BUSCADOS: lamentablemente en la mañana de hoy un equipo de rastreo ubicó en una quebrada de las sierras de V. Serrana los cuerpos sin vida… — UNICOM (@MI_UNICOM) April 22, 2017

Hoy, la familia de Fernando Sierra sigue consternada sin poder explicar cómo pudo ocurrir algo así. Él no tenía ningún tipo de antecedente penal y los que lo conocen describieron al sujeto como una persona "incapaz de semejante barbaridad”.  No tenía licencia de armas, por lo que se está investigando cómo tuvo acceso a un revolver de calibre 12 con el cual le quitó la vida a Felipe. 

Ojala se descubra toda la verdad en este caso. Mucha fuerza para todas las personas que querían a este niño, sobretodo a su familia. ¡Descansa en paz, Felipe!

¿Cuál es tu opinión sobre este caso? 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR