No todas las niñas sueñan con ser princesas... hay algunas que quieren ser: ¡Súper Héroes!

No todas las niñas sueñan con ser princesas... hay algunas que quieren ser: ¡Súper Héroes!17shares

Si te animas a dar un paseo por la sección de disfraces para niñas de cualquier tienda, te darás cuenta que encontrarás vestidos de todas las princesas Disney, tutús de ballet, tiaras, coronas, cetros y, con mucha suerte, algunos pocos modelos de animales, en todas las tallas y colores.

De manera general, sería casi imposible conseguir una opción disponible si tu pequeña quiere ser Ironman o el verduzco Hulk. Y ni hablar de llegar al probador con uno de esos trajes, pues la mayoría las miraría con cara de asombro y, en los peores casos, desaprobación.

A pesar de ello, no debemos hacernos eco de estas tendencias sexistas y excluyentes, las cuales sólo acentúan diferencias absurdas entre hombres y mujeres, adicionales a las que la misma biología dispone. Si desde la niñez fomentamos la igualdad formaremos mejores personas, con un pensamiento libre, flexible e incluyente. Así que, si tu pequeña desea ser Superman, ¡déjala! Te asombrará lo bien que se verá.

Durante la infancia nos enseñan cuáles son las cosas para niños y cuáles para niñas.

Así, por ejemplo, se dice que los niños no juegan con muñecas, sino con carritos, aviones, pistolas, espadas o cualquier implemento deportivo, como guantes y pelotas. En cambio, son las niñas las que pueden jugar con ellas, además de permitirles el derecho de jugar a la casita o la cocinita.

Por si fuera poco, también se nos da a entender que los colores tienen sexo.

De ahí que las niñas lleven rosa, los niños lleven azul. Y así, una larga lista de distinciones por género: las niñas usan vestidos, los chicos pantalones; las niñas llevan el cabello largo, los niños el pelo corto... Cada quien puede agregar la que más recuerde.

Esta tendencia es bastante molesta y sexista.

Pero los niños, en su inocencia, no hacen caso de ello y sobrepasan esos estereoripos cada vez que pueden.

Para eso lo más importante es permitirles ser libres y que den rienda suelta a su imaginación.

Así podrán definir su identidad y desarrollarán su propia personalidad.

Un buen comienzo es criar a las niñas haciéndoles ver que también pueden ser superhéroes.

Eso les enseña independencia, igualdad y libertad de pensamiento.

También les refuerza la idea de que está bien ser diferente.

Tampoco es hacerle perder su feminidad sino adecuarla según sus preferencias.

Si a ella las hace felices ¿que más da? De paso que se ven adorables.

Sino mira a esta Capitana América.

Esa linda tortuga ninja está lista para la acción.

Esta chiquita sólo está esperando la batiseñal para salvar al mundo con su ternura.

El universo Marvel es el preferido tanto de niños como de niñas.

¿Y dónde dejamos a esta hermosa mini Thor?

Quizás esta ternura sea la tataranieta perdida de Dark Vader.

Si seguimos por este camino, llegará el día donde ya no habrá limitaciones de género.

Y eso sería genial porque nuestros niños serían más felices.

¿Estás de acuerdo con esto? No olvides dejar tus COMENTARIOS y COMPARTE esta curiosa nota si crees que cualquiera puede ser superhéroe.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR