¿Orinas demasiado? Estos 10 remedios harán que tu vejiga hiperactiva ya no sea un problema

¿Orinas demasiado? Estos 10 remedios harán que tu vejiga hiperactiva ya no sea un problema5shares

¿Eres de los que orina demasiado? ¿De los que necesita ir al baño del lugar que visita a cada momento? ¿De los que las ganas de orinar los sorprende de manera inesperada y desagradable? Entonces es muy probable que tenga una "vejiga hiperactiva". Sí, eso significa que tu vejiga constantemente desea evacuar.

Por lo general, este es un problema que afecta a las mujeres y a las personas mayores de edad, pero también los hombres jóvenes están propensos a sufrir de este problema. Pero, ¡descuida! Existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a superar este inconveniente, ayudándote a tener una vida normal.

A continuación, te dejamos 10 remedios caseros que puedes poner en práctica si sufres de este inconveniente. Si conoces de alguien que pueda necesitar de estos consejos, entonces COMPARTE esta nota con él/ella. Tampoco olvides dejarnos tu opinión en los COMENTARIOS, aquí en Buenamente.com nos encantaría saber lo que piensas al respecto.

La vejiga hiperactiva es un problema en la función de la vejiga.

Esta suele ocasionar una necesidad repentina de orinar y, por lo regular, las personas que padecen de esta condición se sienten avergonzadas y limitadas a ciertas actividades físicas, puesto que en ocasiones resulta difícil de controlar.

Una persona con vejiga hiperactiva suelen experimentar momentos de pánico al necesitar orinar repentinamente.

Y algunas veces puede sufrir un impulso tan grande que los lleva a tener una pérdida involuntaria de orina (incontinencia). Igualmente, esta condición puede ser perjudicial para el sueño y afecta la vida cotidiana de las personas, puesto que no pueden hacer muchas actividades por temor a sufrir un "accidente".

Al respecto, la Fundación Oficial de la Asociación Americana de Urología asegura que aproximadamente 33 millones de estadounidenses padecen de este problema.

E incluso, existe una clínica (La Clínica Mayo) que reconoce el estrés psicológico que puede causar este problema, donde la persona se sienten avergonzada y decide aislarse. 

"Tengo que orinaaaaaaar".

Pero descuida, estamos aquí para decirte que no debes sentirte avergonzado al respecto.

De hecho, un 40% de las mujeres y un 30% de los hombres en Estados Unidos tienen este problema. Además, existen algunos remedios caseros que pueden hacer que tu vejiga hiperactiva sea un problema del pasado.

Aquí te dejamos 10 remedios caseros:

1. Trigo integral.

Tener a tus intestinos contentos también te llevará a tener una vejiga feliz. Puedes mejorar tu función intestinal al consumir alimentos ricos en fibra, como el trigo integral. 

2. Frutas.

Las frutas son deliciosas y también contienen fibra, por lo que puedes aprovecharlas para tomate una merienda saludable.

3. Plátano.

Los alimentos ricos en magnesio como el plátano, el maíz y la papa te ayudan a reducir los espasmos musculares. Por otro lado, el magnesio también ayuda a que tu vejiga se vacíe por completo, evitando así la micción frecuente.

4. Acupresión.

Existen distintos puntos de presión en la superficie del cuerpo que estimulan o suprimen algunos sistemas del cuerpo. Puedes tratar esa vejiga hiperactiva haciendo presión en la parte trasera del hueso interno del tobillo. Este punto de presión también es útil para aliviar el estreñimiento.

5. Naranja.

La naranja contiene vitamina C, la cual tiene la maravillosa capacidad de combatir el estrés oxidativo. Ese estrés ocasiona que los nervios alrededor de tu vejiga se irriten y tengas una pérdida de control urinario.

6. Semillas de calabaza.

Resulta que estas semillas aumentan la producción de testosterona, fortaleciendo así los músculos pélvicos.

6. Nueces.

Las nueces contienen L-Arginina, el cual es un aminoácido que produce óxido nítrico y que resulta útil a la hora de mantener el tracto urinario sano. Puedes conseguir L-arginina en otros aliemntos como el coco, la soja y los garbanzos.

7. Leche.

La leche contiene vitamina D, lo cual ayuda a reducir el riesgo de fugas (incontinencia). También puedes conseguir esa vitamina en los huevos y en el pescado.

8. Imágenes guiadas.

Esto te parecerá raro, pero esta terapia cognitiva realmente puede afectar tu forma de pensar. Si miras imágenes que te relajen, puedes incluso calmar la sensación de necesitar orinar repentinamente.

10. Palmito salvaje.

Distintos estudios han relacionado las propiedades antiinflamatorias del palmito salvaje con la reducción de necesidad de orinar. Sobre todo en los hombres que tienen próstatas agrandadas.

Y tú, ¿qué esperas para superar ese problema? ¿Conoces algún otro remedio?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR