Perdió el "recto" en el inodoro por culpa de su celular ¡Qué dolor!

Perdió el "recto" en el inodoro por culpa de su celular ¡Qué dolor!0shares

En otros tiempos, era frecuente encontrar en la sala de baño algunas revistas o novelas, las cuales formaban parte de este ritual. Ahora bien, no sé si será por la llamada "adicción al celular", o si simplemente se trata de una modernización de una costumbre ancestral, pero la verdad es que la mayoría de las personas usan su celular mientras están en el baño. 

En ese momento de paz, mientras estamos encerrados en este espacio de la casa, podemos revisar con calma nuestras redes sociales, contestar algún mensaje o ver ese video del que todos están hablando. Nada inusual, ni mucho menos peligroso. O eso creíamos. 

Pues resulta que esta costumbre puede terminar en una llamada de emergencia. Y no, no me refiero a que el teléfono se resbale hacia el inodoro. Esto se trata de algo mucho peor.  

Este es el caso de un pobre hombre, cuyo nombre no será relevado evidentemente, para quien esta inocente práctica terminó en el hospital. 

El factor tiempo tuvo mucho que ver

El hombre de Zhongshán, en el sudoeste de la China, dijo a la doctora que lo atendió en la emergencia que había pasado al menos media hora sentado en el inodoro, intentando hacer sus necesidades, mientras se distraía con su celular. 

De pronto lo alertó un misterioso bulto

Estando en el momento, sintió que algo, del tamaño de una pelota, salía de su ano. Al prestar un poco más de atención, se percató que "la pelota" era parte de su cuerpo, por lo que terminó haciendo una llamada a emergencias. 

Resultó que su recto se había desprendido de su cuerpo

Al no tener una superficie sólida que soporte el peso de la persona, los músculos de la pelvis se van relajando, debilitándose, por lo cual, el extremo de los intestinos termina desprendiéndose del cuerpo. 

Pero lo que le pasó tiene un nombre propio

Se llama prolapso rectal, y es una condición que se aparece cuando, sin importar si estas sentado o de cuclillas, se crea una presión que obliga al recto a salir fuera del cuerpo. 

Tuvieron que intervenirlo quirúrgicamente

Hoy se está recuperando tras la cirugía para devolver su ano a su lugar correspondiente. 

El padecimiento podría haber estado presente con anterioridad

Existe la posibilidad de que el hombre tuviera esta debilidad en los músculos desde los 4 años y que con esta práctica se agravase su condición. 

Un porcentaje de personas padece este mal

A pesar de que se creía que esta condición solo era presentada por mujeres que habían dado a luz de forma natural, resultó que un 35% de la población femenina que ha presentado un prolapso rectal no había tenido hijos. 

Además se han visto casos, como el de este artículo, en la población masculina. 

La edad no es determinante

Así como el género, esto podría suceder a cualquier edad. Aunque sí es más frecuente en niños y adultos mayores. 

La pregunta es, ¿pasa lo mismo si leemos una revista?

La clave está en el tiempo que pasamos sentados en el inodoro. 

Entonces, ¿por qué razón no sucedían estas cosas antes?

Podría ser que la adicción a los celulares nos haga dejar de notar el paso del tiempo. O que, al no existir las redes sociales no sabíamos si esto le había pasado a alguien. 

En todo caso, la recomendación es simple

SI vamos al baño, bien sea con un libro, el celular o lo que se nos ocurra que sirva para ayudarnos en ese momento, ¡no olvidemos llevar un cronómetro!

¿Te pareció impresionante? ¡Comparte para que otros estén informados de este peligro potencial!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR