¡Qué Fuerte! Lo que Miles de Madre se Callan: Yo No Amo a Mi Hijo.. ¡Conoce sus Historias!

¡Qué Fuerte! Lo que Miles de Madre se Callan: Yo No Amo a Mi Hijo.. ¡Conoce sus Historias!327shares

Muchas veces hemos leído, escuchado o dicho que "el amor de una madre es incondicional". ¿Pero será así? Es verdad que muchas madres sienten un gran lazo con sus hijo y aseguran que es la mejor experiencia humana. 

Por supuesto, también encontramos mujeres que son capaces de abandonar a sus pequeños sin siquiera tener una pizca de remordimiento.

Por lo que asegurar que el amor de una madre es algo que no se pueda condicionar, podría ser una verdad bastante discutible. Un grupo de mujeres inglesas han dicho que es tiempo de hablar sobre lo complicado que es el amor de madre. Es más, estas mujeres se han atrevido a declarar algo que sorprende y horroriza a muchos:

"No amo a mi hijo", es una declaración común este grupo de madres.

Entre esas madres, encontramos a Natalie Nuttal quien estaba muy emocionada por la llegada de su primer hijo, Oscar. 

Sin embargo, cuando el pequeño nació, se angustió al darse cuenta que no sentía algún lazo con ese ser que había traído al mundo, ni cuando lo vio por primera vez ni con el paso de los días siguiente. ¿Cómo podía no amar a esa criatura que tanto cuidaba día y noche?

Otro ejemplo, es el caso de la madre Ruth. Ella, junto a su marido, habían tenido problemas de infertilidad, pero finalmente pudo tener a su pequeña Amber, empezó a fantasear con saltar de un puente o hasta tirarse a los rieles de un tres por su incapacidad de querer y amar a su hija.

Ambas estaban horrorizadas y pensaban que eran "monstruos" por no ser capaz de sentir ese "natural" amor incondicional que "toda" madre experimenta con su pequeño recién nacido.

Pero lo que ellas desconocían era que estaban sufriendo de una depresión post-parto

Este es un aspecto muy poco hablado sobre la depresión. Y no, ellas no sentían un deseo de deshacerse de sus hijos o se sentían amargadas por tenerlos. Su problema consistía en que no sentían ese "amor incondicional" por sus propios hijos. Lo que hacían que se sintieran culpables y las hacía pensar que estaban fallando en su rol de madres.

Por fortuna, antes de que la situación se agravara, ambas decidieron visitar al mismo psiquiatra.

Un especialista las diagnosticó con depresión post-parto y tuvieron la suerte de conocerse. Ahora que conocían a otra mujer que sentían lo mismo que ella, se dieron cuenta que no estaban solas.

Juntas decidieron formar un grupo llamado "The SMILE" con el fin de apoyar a aquellas madres que sufren por su "incapacidad de amar a sus hijo" y así lograr destapar alguno de los más grandes tabúes sobre la maternidad.

Por supuesto, la depresión post-parto tiene solución, pero debes poder reconocerla para poder trabajar en ella.

Nos complace decir que ambas mujeres lograron superar esas difíciles experiencias y ahora -con más hijos en su haber- han declarado ser felices con sus familias.

Y tú ¿qué opinas sobre esto? Déjanos tu COMENTARIO y COMPARTE esta noticia con tus amigos. ¡Esto podría ayudar a muchas mujeres!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR