Reconoció en los ojos de un drogadicto a su amigo de la infancia y le cambió su vida.

Reconoció en los ojos de un drogadicto a su amigo de la infancia y le cambió su vida.0shares

Todo comenzó con una expulsión de la escuela. Patrick había sido descubierto fumando cigarrillos y marihuana y el director tuvo que tomar cartas en el asunto. Desde allí se desató un espiral en picada que lo llevaba cada vez más abajo, de donde pareciera que no saldría jamás. Su madre, Nancy, luchaba incansablemente por sacarlo. Cada tanto lo internaba en el hospital psiquiátrico, donde trataban de ayudarlo a controlar su adicción. 

Allí se hizo famoso, siendo uno de los internos que más veces escapaba y era readmitido. Lo trataban con medicamentos, cosa que molestaba a Patrick, ya que decía que él no era ningún loco, y que no padecía de ninguna enfermedad mental. Sin embargo, cada vez que huía, terminaba desnudo en las calles, hurgando en la basura y buscando drogas. 

Fue en ese estado que su amiga de la infancia, Wanja, lo encontró. Su historia ha conmovido a toda Kenia. 

Mientras estuvo en el hospital, la cosa empeoró

Descubrió una droga llamada Attain, la cual se supone que no debe usarse a diario, pero Patrick, en su condición de adicto, la encontró atractiva.

 Así que se robó un recetario y obtuvo las drogas, que cuestan apenas unos centavos por tableta. 

Como es de imaginarse las cosas para Patrick salieron mucho peor y empezó a vivir la peor etapa de su vida. Caminaba solo por las calles desnudo, estaba bajo de peso y cada día se alejaba de ser una persona. 

Su madre, Nancy, era conocida como mama wa wazimu (La madre del loco)

Al no mostrar signos de recuperación, Patrick quedó definitivamente destinado a las calles de Nairobi, vagando y obteniendo drogas como podía. Mientras su madre le llevaba comida intentando no perder la esperanza. 

La mamá del hombre loco

Siempre fuimos un espectáculo; Las personas se reunían para mirarnos comer en las calles. Se reían de nosotros. A mi me conocían como "Mama wa wazimu (La mamá del hombre loco)".

Finalmente, un día apareció el milagro por el que tanto pedía la madre de Patrick

Él se encontraba en una esquina que había reclamado como suya cuando ella se le acercó. Al principio Wanja no reconoció a Patrick, pero cuando le miró a los ojos encontró en ellos a su antiguo amigo de la infancia. 

Él le confesó su deseo de salir de las calles y comenzar de nuevo

Comenzaron a hablar y Patrick le abrió el corazón a su amiga, quien quedó conmovida. Rápidamente se comprometió a ayudarlo y puso manos a la obra.

Lo registró en un centro de rehabilitación, pero no se detuvo allí

También inició una campaña en las redes sociales y recibió donaciones. Además, le ayudó a encontrar algo positivo en que enfocarse, ayudándolo a comenzar su propio negocio, una tiena llamada 'Hinga's Store'.

La transformación que ha logrado desde entonces  es impresionante  

"Siento que soy un hombre nuevo"

Está agradecido por esta segunda oportunidad que la vida le ha dado  

"Rezo todos los días, pidiéndole a Dios que me libere y no vuelva a caer en las drogas". 

Wanja está orgullosa de la fortaleza y voluntad de su amigo 

Ahora comparte su historia y ayuda a otros a superarse también

¿Conoces alguna historia de superación similar? ¡Cuéntanosla en los comentarios!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR