Samuel Armas, el bebé que apretó el dedo de su cirujano antes de nacer, 17 años después.

Samuel Armas, el bebé que apretó el dedo de su cirujano antes de nacer, 17 años después.2shares

Samuel Alexander Armas de 17 años de edad, reside actualmente en el condado Douglas, en el estado de Georgia. Nació el 2 de diciembre de 1999. Es el niño que se ve en la famosa fotografía de Michael Clancy, tomada el 19 de agosto de 1999, cuando parecía coger las manos de su cirujano desde un agujero en el útero de su madre durante una operación de cirugía fetal de espina bífida.

La cirugía fue realizada por un equipo quirúrgico en la Universidad Vanderbilt en Nashville. El equipo, el Dr. Joseph Bruner y el Dr. Noel Tulipan, habían estado desarrollando una técnica para corregir ciertos problemas fetales en el desarrollo de un embarazo. El procedimiento incluía la apertura temporal del útero, el drenaje del líquido amniótico, la extracción parcial del feto y operación sobre el mismo, y el retorno del feto al útero en la madre.

El pequeño Samuel extendió su diminuta mano y tomó uno de los dedos del cirujano.

Convirtiéndose así mundialmente en ‘la mano de la esperanza’ y un ícono de la defensa de la vida desde el vientre materno.

Capturando un momento verdaderamente histórico...

“Un médico me preguntó qué velocidad de film estaba usando, y con el rabillo del ojo vi el útero moverse, pero ninguna mano estaba cerca. Se estaba sacudiendo desde dentro. De repente, un brazo completo salió por la abertura, luego se retiró hasta que solo se veía una mano. El doctor se acercó y levantó la mano, que reaccionó y apretó el dedo del médico”.
“Como si probara la fuerza, el doctor sacudió el pequeño puño. Samuel lo sostuvo firme. ¡Tomé la foto!”.

El Dr. Bruner fue el encargado de la operación de Samuel.

Después de detectarsele la condición conocida como espina bífida, una malformación congénita en la que existe un cierre incompleto del tubo neural al final del primer mes de vida embrionaria y posteriormente, el cierre incompleto de las últimas vértebras, y que puede ocasionar la muerte, además de varios tipos de discapacidad física y mental.

18 años más tarde Samuel disfruta de la vida junto a su familia.

Tiene dos hermanos, Ethan, de 12 años, y Zachary, de 10. Destaca como uno de los mejores estudiantes de la escuela Secundaria Alexander y es parte del equipo de básquetbol en silla de ruedas 'Atlanta Junior Wheelchair Hawks', en el que es considerado uno de los mejores jugadores de la liga.

A pesar de su condición Samuel no ha dejado de tener una actitud positiva ante la vida...

“Siento que tomo decisiones fuertes porque soy fuerte en Dios”, “Creo que eso es importante al tener una discapacidad. Me doy cuenta de cuán mal podría haber estado, y sé cuánto me ha bendecido Dios”, dijo Samuel al diario Atlanta Journal-Constitution.

Y agradece a la vida por todo lo que tiene...

“Sin esta enfermedad no conocería a tantos de los que hoy conozco y no sería parte del equipo de baloncesto en silla de ruedas, que ha cambiado completamente quién soy. Podrías pensar que la espina bífida es una desventaja, pero le agradezco a Dios y al doctor Bruner por eso todos los días”, resaltó Samuel.

Una amistad que inició con un apretón de manos.

"Mi hijo disfruta mucho cuando tiene oportunidad de visitar al doctor Bruner, quien le salvó la vida cuando todavía no había nacido y con quien ha construido una gran amistad, en ocasiones pasan horas jugando ajedrez", comentó la madre de Samuel.

Allegados a la familia consideraron la idea de un aborto.

Sus padres fueron aconsejados por sus familiares y amigos con la idea de abortar a Samuel, pero ellos decidieron darle amor a su hijo, y hoy en día defienden la vida a capa y espada.

La madre de Samuel, Julie Armas, resalta que la historia de su hijo ha causado un enorme impacto en la lucha por la defensa de la vida y el rechazo al aborto.

“Queríamos mostrar el valor de la vida de nuestro hijo, con discapacidad o sin discapacidad, y que haríamos cualquier cosa por él porque lo valoramos. Logramos lo que queríamos”, dijo.

Afortunadamente Samuel goza de mucha salud y un buen estilo de vida.

Sus actividades favoritas son asistir a la escuela y practicar deportes.

¡Bravo Samuel! Eres realmente una mano que da esperanza a muchos.

¿Qué opinas de esta historia? Déjanos tu opinión en la sección de COMENTARIOS y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR