Sólo tiene 11 años y le han dado un terrible diagnóstico que podría acabar con su vida.

Sólo tiene 11 años y le han dado un terrible diagnóstico que podría acabar con su vida.1shares

Una niña en edad escolar de Queensland tiene una masa tan enorme creciendo dentro de ella que sus médicos pensaron que estaba embarazada. Cuando la pequeña Cherish-Rose Lavelle comenzó a perder peso con mucha rapidez su madre Louise supo que algo andaba mal. Luego de llevar a su pequeña de 11 años de edad al médico, no pasó mucho tiempo para que fuera trasladada a un hospital en Harvey Bay y enviada directamente a Brisbane por avión.

Los doctores hallaron un aterrador tumor de 10 kg en sus ovarios. El agresivo cáncer de célula germinal estaba provocando mucho dolor a Cherish-Rose y la señora Lavelle notó que la personalidad extrovertida de su hija había cambiado en los últimos dos meses. Esto es algo inusual en una niña de la edad de Cherish-Rose, pero el cáncer la llevará a comenzar desde el principio de su sexto año escolar este mes. La señora Lavelle habló a Daily Mail Australia sobre el estado de salud de su hija y dijo: “Ella no se siente bien.” Ahora esta madre deberá vender su tienda de ofertas para poder pasar meses cuidando a su hija en el hospital.

“Este será un largo viaje.”

Al principio la señora Lavelle pensó que su hija estaba padeciendo de un desorden alimenticio antes de descubrir que algo mucho más siniestro estaba en juego. 

El resto de los padres deben conocer su historia.

“Esto es algo de lo que me gustaría que todos los padres estén al tanto ya que llegué a pensar que mi hija padecía de un desorden alimenticio por haber sido víctima de bullying debido a su sobrepeso.”

Y aparecieron una serie de síntomas confusos.

“De repente perdió entre 14 y 15 kg de peso y yo empecé a exigirle que comiera porque tenía miedo y después cuando empezaron sus dolores de vientre y en su espalda me sentí confundida.”
Te amamos Cherish.

Recibir una noticia como esta es devastador.

“Cuando me dijeron que mi hija tenía cáncer no podía dejar de llorar, eso me quebró el corazón. Ahora me han dicho que tiene cura y me siento bastante aliviada. Desde ahora mi vida ha cambiado ninguna otra cosa me importa.”

Pero Louise está haciendo hasta lo imposible porque ambas salgan de esto pronto.

La idea es que la quimio reduzca el tumor rápidamente.

Y eso será lo que permita que Cherish-Rose pueda ser sometida a una cirugía donde le extirparían la enorme masa. 

Pero la señora Lavelle recibió otro golpe por la espalda.

Descubrió que el gerente de su tienda estaba presuntamente abusando de manera fraudulenta de su autoridad.

Haciendo que ella y otros se fueran y dejando la tienda corta de personal en un momento tan estresante.

Por otro lado han recibido mensajes alentadores.

En las redes sociales le han deseado mucha suerte y salud a esta pequeña niña que ha inspirado a muchos.

¿Qué opinas de esto? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR