Te explicamos por qué las tías juegan un papel crucial en la vida de los niños

Te explicamos por qué las tías juegan un papel crucial en la vida de los niños0shares

Los que hemos tenido la suerte de tener una tía, sabemos lo genial que esto puede ser. Ella siempre está ahí para cuidarte como una madre, para apoyarte como una amiga y para consentirte como una abuela. Las tías son fuente de alegría y diversión, pero por sobre todas las cosas, son alguien con quien puedes contar siempre.

Las tías son figuras importantes en la vida de los niños, muchas veces son tan importantes como los padres y los abuelos. Ellas por lo general se esfuerzan por ocupar un lugar especial en la vida de sus sobrinas o sobrinos, y ellos aman que ellas estén ahí como esa figura leal que los entiende y los apoya.

En buenamente.com valoramos las relaciones familiares y queremos hacer un reconocimiento especial a ese miembro de la familia que a veces pasa desapercibido, pero que tiene un gran impacto en la vida de los niños. Por eso te explicamos por qué las tías juegan un papel crucial en la vida de sus sobrinos.

Persona cercana

Las tías son de las pocas personas que conocen a un niño desde su nacimiento, ellas a menudo actúan como niñeras, conocen sus hábitos y participan en su educación. Es por ellos que en muchas ocasiones los padres les confían a sus bebés para que los cuiden cuando ellos no están.

Confianza en la familia

Para la mayoría de los padres, es una tranquilidad contar con la familia para el cuidado de sus hijos, muchas veces este papel es de las abuelas o los abuelos, pero en algunas ocasiones, ellos no pueden cumplir con este apoyo y es ahí cuando el papel de la tía cobra importancia.

Mas resistencia y menos emociones 

Por lo general las tías por ser más jóvenes tienen más resistencia que los abuelos y esto les permite responder a los estados de ánimo y caprichos del niño de manera menos emocional.

Cercanía

Una de las mejores cosas de contar con una tía es que a pesar de ser adulta, ella puede actuar como una amiga y ver las cosas desde un punto de vista distinto al de la madre.

Relación más relajada

El hecho de no ser la madre del niño le permite comunicarse con ellos en igualdad de condiciones y encontrar un lenguaje común mientras sigue siendo una autoridad ante los ojos del niño.

Cuando la tía ve al niño como un mejor amigo, es muy fácil divertirse y pasar el rato juntos....

Esto creará recuerdos agradables y cálidos entre ellos

En ocasiones los niños tienen miedo a la reacción de sus padres ante alguna noticia o hecho...

Es más fácil para ellos hablar sobre sus problemas con otra persona...

En esos momentos, es genial contar con una tía que escuche imparcialmente al niño...

Sin molestarse, sentir decepción, ni hacer acusaciones...

Y así poder brindar consejos basados ​​en su experiencia de vida, pero sin tanta emocionalidad...

También podrá brindar apoyo y ayudar al niño a enfrentar situaciones problemáticas...

La presencia de la tía en la vida de un niño les permite formar valores familiares

La buena relación de los padres con sus hermanas les ayuda a entender las relaciones familiares

Y las tías tienen la confianza para contarle a los padres lo que les preocupe de los niños...

Además al compartir recuerdos e historias sobre su infancia y juventud, la tía puede fortalecer su relación con el niño...

Eso también le permite al niño mirar a sus padres con otros ojos y hace que los entienda y los conozca mejor...

Y seamos honestos, las historias sobre la juventud de nuestros padres, son extremadamente emocionantes e interesantes...

Especialmente si ellos no están allí para censurarlas...

También es importante para la tía que tiene hijos proporcionarle al niño amigos y compañeros de juego...

¡Que vivan las tías!, disfrutemos de ellas

¿Tienes tías o hermanas que te han ayudado con tus hijos? Déjanos tus comentarios y comparte este interesante artículo con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR