Te Sorprenderá lo que Encontramos en Este Hotel Japonés de Lujo Abandonado

Te Sorprenderá lo que Encontramos en Este Hotel Japonés de Lujo Abandonado2.8kshares

En la década de 1960 era casi imposible para los turistas japoneses viajar fuera de Japón, por lo que la industria turística del país intentó compensarlo construyendo centros vacacionales cerca de casa. La isla de Hachijo-jima, parte de las islas Izu, en el mar de Filipinas, fue elegida por su clima subtropical.

La isla vio una gran cantidad de inversiones con muchos hoteles nuevos en construcción. El más grande de ellos fue el lujoso Hachijo Royal Hotel, que siguió el modelo de la arquitectura barroca francesa, sus jardines contenían reproducciones de yeso de estatuas griegas y fuentes de agua adornadas. El hotel atrajo clientes de la clase media en expansión de Japón y tuvo mucho éxito, pero en las siguientes décadas las cosas cambiaron,ya que los turistas japoneses ahora podían visitar otros países más fácilmente. 

La posibilidad de pasar sus vacaciones en las arenas volcánicas negras de Hachijo-jima ya no era tan atractiva. El hotel cambió de nombre varias veces antes de su desaparición y eventual cierre en 2006. El calor tropical y el agua salada han deteriorado este abandonado hotel, y una espesa vegetación ha cubierto su exterior. A continuación te mostramos algunas sorprendentes fotografías de como luce este lujoso hotel en la actualidad.

El Hotel Hachijo Royal Resort abrió en los 1960s como respuesta a un boom de turismo en la zona

La isla Hachijojima está a sólo 287 kilómetros de Tokio, y un servicio de ferry llevaba los huéspedes a la isla tropical. El gobierno japonés, en un intento de vender el concepto turístico de la isla, llamó a esta zona rocosa el "Hawaii de Japón", por sus similitudes en paisaje.

Donde alguna vez este mármol era una adición elegante, ahora se acumulan montañas de basura 

Es sorprendente ver como las sillas, televisores y parte del mobiliario se conserva igual, pero ahora en lugar de turistas, son grandes montañas de basura las que cubren sus instalaciones. Todo está cubierto por bolsas, latas, papeles y otros restos.

Los relojes han dejado de funcionar en este espacio donde no parece pasar el tiempo

La naturaleza se ha apoderado de sus espacios.

El bar, que alguna vez estuvo lleno de vida, ahora se ve escalofriante y solo

Las manchas en el piso y escombros arrinconados lo hacen aún más lúgubre.

El edificio completo tiene esa "vibra" de abandonado, quedando desperdigados muchos utensilios de la vida diaria: ¡Escalofriante! 

Las oficinas parecen haber sido abandonadas espontáneamente, y es palpable la vida que tenían estos espacios aún.

El edificio parece ahogarse lentamente entre la vegetación circundante con el pasar de los años

Cuando se abrió en 1963, era uno de los hoteles más grandes de Japón.

Parece que todas las pertenencias de los trabajadores fueron dejadas ahí

Entre toda la destrucción y basura es refrescante ver un espacio que parece no haber sido tocado por la naturaleza.

Por todo el hotel se ven restos de la vida que hubo un día ahí

Cada cuarto es como una cápsula del tiempo, aquí un cuarto de almacén con computadoras y aspiradoras

Todo el interior del hotel estaba decorado con una alfombra roja, candelabros de cristal y toques de mármol

Los niños parecen haber desaparecido espontáneamente, los juguetes parecen haber sido usados hace poco tiempo

Este cuarto de TV se ve en buen estado, como para tomar un pequeño descanso

En una esquina se encuentra una caseta telefónica, un detalle curioso en un cuarto

Después de años de abandono, algunas lavadoras y secadoras se han caído

Los almacenes del hotel están llenos de objetos curiosos, para todos los gustos

Esta pequeña pileta está completamente seca, con una capa de liquen creciendo en el piso

El blanco de los muros se ha ensuciado con los años, con una jungla creciendo alrededor del pórtico de entrada

Algunas personas han movido objetos y los han dejado en lugares inverosímiles

Aunque sólo han pasado 11 años de su cierre, el clima tropical y la humedad han creado un ambiente muy atractivo para que la naturaleza lo reclame...

Esto es notorio en gran parte de las habitaciones del hotel

Aunque no tiene huéspedes en un sentido tradicional, es muy frecuentado por fotógrafos que documentan su deterioro

Su estructura se sigue viendo imponente desde la distancia 

Lo que fue en algún momento una hermosa alberca, es ahora una estructura seca y verdosa

Grandes bustos ocupan ahora algunas de las habitaciones, como si fuesen los actuales huéspedes

Pocos espacios aún conservan su frescura y belleza.... 

Llama la atención ver algunas piezas que parecen no haber sido movidas nunca

Otras playas, como las de Guam, Hawaii y Tailandia, son ahora las visitadas por los turistas japones 

El bar que alguna vez vio tanta vida se ve más sólo que nunca

¿Qué opinas sobre la situación de este hotel? ¿Crees que se podría aprovechar para otro fin? Déjanos tus comentarios y no olvides compartir con tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR