Tocando la Guitarra al Lado de sus Camas, Esta Mujer ha Ayudado a Morir a Más de 50 Niños

Tocando la Guitarra al Lado de sus Camas, Esta Mujer ha Ayudado a Morir a Más de 50 Niños6shares

En el Hospital Centro de Cuidados Laguna, en Madrid, una guitarrista muy talentosa que lleva por nombre Mery Martínez-Gil visita todos los días a los niños que padecen enfermedades más graves, o a aquellos que tienen pocas esperanzas de vivir. Ella, vestida de negro y junto a su fiel guitarra, les canta y les ayuda a morir… con solo tocar la guitarra.

Mery, aparte de ser guitarrista, además es vocalista diplomada del Magisterio Musical y tiene estudios en musicoterapia, el motivo por el que visita el hospital para ayudar a decenas de niños con movilidad reducida, en estado vegetal, perdidos o aquellos que se están muriendo y no lo saben. Y Mery les ayuda a darse cuenta y aceptarlo a través de sus cálidas melodías.

En vez de haber escogido dar clases en un colegio, tener una banda y cumplir otros sueños de músico, Mery prefirió ayudar a los niños que no pueden disfrutar de la música por su cuenta, a aquellos niños que se están muriendo y ya no pueden tener un momento de paz sin sentir temor.

“Algunos tienen miedo. Me ha pasado que dejo de cantar o de tocar y un niño (de esos que te entienden, generalmente enfermos oncológicos) rompe a llorar y llama a su madre. Saben que se están muriendo y ven que van perdiendo sus fuerzas. Y al terminar la música te dicen: ‘Siento miedo”-Mery Martínez Gil a El Mundo

Cuando asiste Mery comparte con los niños, les canta, les deja tocar la guitarra y les celebra cada gesto que hacen. Los niños que la escuchan se sienten más contentos y, es más, presentan una baja en su frecuencia cardíaca y un incremento en la saturación del oxígeno en su sangre… y, obviamente… sonríen.

En ocasiones Mery no puede aguantar la tristeza y llora, a pesar de que después tiene buenos momentos junto a los niños y piensa que las dos cosas están bien, pues es su forma de ayudar. De ayudar a que esos niños vuelvan a sonreír por medio de la música.

“Muchos padres con niños en paliativos dejan de cuidarse, levantan muros muy altos a su alrededor, como tratando de que nada les afecte; saben que sus hijos siguen vivos, sí, pero desconectados. De repente, con la música, les ven sonreír y entonces cambian. Con la música hay un plus emocional que con la palabra a secas no existe”-Mery Martínez Gil a El Mundo

En España, la principal causa de muerte infantil en menores de un año es la malformación congénita. Después, el cáncer es quien se encarga de robarles la vida a miles de niños, de los que sólo a unos pocos Mery ha podido ayudar.

Mery ha visto irse de este mundo a decenas de niños, y algunos la han marcado. Como Pedro, que sólo tenía 3 años y le encantaba sonreír y cuyos padres agradecieron mucho el gesto de la guitarrista. No obstante, también ha visto casos en los que el dinero ha hecho de las suyas y ha sido más fuerte que su musicaterapia. Pero, a pesar de todos los niños que ha visto partir, Mery se queda con los buenos recuerdos, con las buenas y alegres canciones.

Y, además, con las hermosas almas que han tocado su vida y le han enseñado más que cualquier clase de música.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR