Una maloliente roca cambió la vida de esta pareja al resultar ser un valioso tesoro.

Una maloliente roca cambió la vida de esta pareja al resultar ser un valioso tesoro.0shares

Una afortunada pareja consiguió una maloliente roca que le transformó por completo la vida

Algunas personas afirman que la suerte no existe, que todo sucede por una razón en específica. Otros creen en el destino, y hay quienes simplemente apoyan la idea de que vamos labrando nuestro futuro de acuerdo a las decisiones que vamos tomando frente a cada situación que se nos presente. Sea cual fuese el grupo donde te encuentres, es innegable que hay personas a las cuáles la vida parece sonreirle sin hacer mucho esfuerzo. Tal parece que las oportunidades sencillamente se cruzan en su camino, permitiéndoles alcanzar las más asombrosas hazañas.

Precisamente, ese es el caso de la historia que veremos a continuación. Una pareja del Reino Unido tenía la costumbre semanal de dar un paseo por la orilla de la playa para drenar el trajín de las ocupaciones cotidianas y, lo que era una actividad casi rutinaria, terminó siendo el momento más trascendental de toda sus vidas. Lo mejor fue que todo se dio debido a un programa que el esposo había visto hace poco por televisión. ¡Fue como si el universo entero confabulara en favor de ellos! Buenamente.com presenta el relato de cómo la vida de Gary y Ángela Williams cambió en un abrir y cerrar de ojos, únicamente por tropezarse con una roca.

Un día normal de paseo por la playa, se convirtió en un suceso impactante para Gary y Ángela Williams.

Lo último que esta pareja se imaginó fue que, mientras caminaban juntos por la orilla del mar en las costas del Reino Unido, harían un hallazgo de tan insólitas proporciones.

Era su costumbre ir a pasear cada semana pero nunca antes había ocurrido algo igual.

En esta ocasión, mientras realizaban su habitual caminata, comenzaron a percibir un penetrante y terrible olor, similar al de un pez descompuesto.

Decidieron ignorarlo, pero al poco tiempo, Gary recordó un documental que vio recientemente.

En este programa hablaron sobre unas particulares y raras rocas llamadas "ambergris", las cuales cumplían exactamente con la descripción del fuerte olor que estaban percibiendo.

No se trataban de simples rocas, sino que eran vómito de ballena solidificado.

Lo más increíble de esto es que dichas rocas poseen un inmenso valor debido a que son empleadas por la industria de la perfumería para hacer que sus fragancias se fijen por mayor tiempo.

Se devolvieron y comenzaron a buscar por los alrededores hasta conseguir la singular roca.

Al principio, ella estaba un poco renuente a llevarla a casa porque decía que olía verdaderamente mal. Sin embargo, al escuchar el relato de su marido se convenció.

Ambos pensaron que quizás podría ser la oportunidad más grande de su vida.

Entonces, envolvieron su botín en sus bufandas para llevarlo a analizar.

Lo mejor es que Gary estaba en lo cierto y ¡era vómito de ballena!

Pesaba un poco más de 4 kilos y, por si fuera poco, el laboratorio les dio de una vez el certificado de autenticidad y propiedad. ¡Wow!

¡Su vida cambió en cuestión de unos pocos minutos! 

Sin quererlo, habían sido acreedores de una pequeña fortuna que aseguraría su vida para siempre.

Los expertos dijeron que valía entre 50 mil y 250 mil libras esterlinas.

Eso de valor neto. Había que considerar aparte las ofertas que de seguro recibirían de prestigiosas empresas relacionadas con los perfumes.

Al hacerse pública la noticia, muchos medios de comunicación locales querían entrevistarlos.

Los titulares señalaban que la pareja se había sacado prácticamente la lotería con este descubrimiento. 

Por su parte, entre sus vecinos en vez de alegría se arraigó una profunda envidia y celos.

Pronto comenzaron a ser víctimas de intentos de robos en su casa.

 Todos con el propósito de llevarse su valiosa roca. 

Menos mal, contaban con un sistema de alarma de seguridad que los mantuvo a salvo.

Lo más lamentable es que al día siguiente, la pareja se vio en la obligación de recoger sus pertenencias y salir huyendo a escondidas junto con su piedra hacia otra localidad cercana donde no hubiese tanto revuelo por el hecho.

Hasta este momento, Ángela y Gary no han decidido qué hacer con su tesoro.

Lo que sí es seguro es que terminarán teniendo una excelente y cómoda vida.

Están debatiéndose entre cuál oferta escoger entre todas las de compañías de Francia y Nueva Zelanda que les han llegado. Pero, por cualquiera que se decidan será ¡el mejor negocio de todos!

¿Conoces alguien que tenga tan buena suerte como esta pareja? COMENTA y COMPARTE esta asombrosa historia con el resto de tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR