Una mirada histórica a los majestuosos vestidos que han usado las novias reales.

Una mirada histórica a los majestuosos vestidos que han usado las novias reales.0shares

La elección de un vestido de novia es una de las decisiones más importantes que cualquier mujer puede tomar. Quizás algunos lo consideren un tanto (o muy) frívolo; sin embargo, ese día cambiará extraordinaria e irremediablemente su vida, así que tiene todo el derecho de verse hermosa y radiante, tal como una verdadera princesa. Ahora, si para cualquier chica es una tarea maratónica, imagínate cuánto más debe serio para las mujeres que ostentarán títulos de la nobleza en algún rincón del mundo, sabiendo que todas las miradas estarán posando sobre ellas.

Aún así, la mayoría ha superado la prueba satisfactoriamente y, gracias a ello, muchas se ganaron el respeto y la admiración, e incluso se convirtieron en iconos de la moda. Aprovechando que estamos embriagados por el tema de la última boda real, protagonizada por el Príncipe Harry y la actriz estadounidense Meghan Markle; Buenamente.com decidió recordar los vestidos de novia más emblemáticos de las mujeres de la realeza universal. Probablemente al terminar quedarás soñando con verte tan glamorosa cuando te toque a ti, así no ganes ningún título nobiliario verdadero ese día.

1. La recién estrenada Duquesa Meghan de Sussex, 2018.

Hace aproximadamente una semana, el 19 de mayo de 2018, se casó con el Príncipe Harry, haciendo realidad su cuento de hadas personal y, desde ese momento, asumió el título nobiliario de Duquesa de Sussex. Su exquisito vestido era de un color blanco mate con los hombros descubiertos y mangas 3/4. Su atuendo estuvo complementado con una cola de 16 pies de largo, decorada con numerosas flores bordadas totalmente a mano. Estuvo a cargo de la casa de modas Givenchy, específicamente de la inspiración del diseñador británico Clare Waight Keller.

2. La Princesa Claire de Luxemburgo, 2013.

El 21 de septiembre de 2013, el Príncipe Félix de Luxemburgo se casó con otra mujer común que se unió a la realeza universal, Claire Lademacher. Ella llevó un hermoso vestido de novia de Elie Saab hecho de forro blanco cubierto con encaje y una larga cola.

3. La Duquesa Charlene de Mónaco, 2011.

Ella ecogió un vestido de novia hecho de seda color marfil y flores bordadas, diseñado por Giorgio Armani. Para crear este traje tan maravilloso con una cola de 16 pies, Armani necesitó casi 265 pies de organza de seda, 165 pies de satén, 40.000 cristales de Swarovski y 20.000 lágrimas de nácar. El boceto del ramo de la novia también fue hecho por el mismo diseñador y fue elaborado por unos floristas profesionales.

4. La Reina Jetsun Pema de Bután, 2011.

Se convirtió hace casi 7 años en la esposa del rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck, el quinto rey de Bután. Se casaron el 13 de octubre de 2011 y la boda se realizó de acuerdo con las complejas pautas de una ceremonia budista. A la pareja a menudo se le llama "Will y Kate de las Himalayas".

5. La Duquesa Catherine de Cambridge, 2011.

En la elección para su matrimonio, Kate siguió la tradición de la familia real británica que se remonta a miles de años: una larga cola, velo y un modelo clásico. Estuvo decorado con apliques florales de encaje que simulaban las formas de los principales símbolos británicos: rosa, cardo, narciso y trébol.

6. La Princesa Victoria, heredera de Suecia, 2010.

El día de su boda, la princesa Victoria llevó un elegante vestido sin muchos detalles. Igualmente, lució una tiara de impacto, por ser una de las reliquias más importantes de la familia real sueca. Un magnífico ramo de flores en forma de cascada completó la increíble apariencia de Victoria.

7. La Duquesa Camila de Cornwall, 2005.

35 años tuvieron que pasar, además de una serie de circunstancias insólitas, para que Camilla Parker Bowles y el Príncipe Carlos concretaran su enlace matrimonial. Ese día, ella caminó rumbo al altar con un vestido de damasco color celeste con un ligero estampado en dorado y bordados del mismo color. Además, estuvo complementado por un llamativo tocado con plumas de oro. Se lo merecía luego de semejante espera.

8. La Princesa Sarah, heredera de Brunei, 2004.

Sarah Salleh se casó con el Príncipe Heredero Haji Al-Muhtadee Billah en 2004. Tenía apenas 17 años, mientras que el novio tenía 30. Sarah llevaba un vestido azul con un estampado tradicional y un suntuoso bordado dorado.

9. La Reina Letizia de España, 1998.

La presentadora de noticias Letizia Ortiz eligió un vestido blanco de corte moderno con una cola de 15 pies para su boda con el Príncipe Felipe, heredero de España. Los puños, el dobladillo y la banda del cuello fueron bordados a mano con partes de la cresta de su marido: espigas de trigo y una flor de lis. Una larga cola y una tiara familiar, que fue un obsequio de la madre del novio, complementaron su atuendo.

10. La Princesa Rania de Jordania (ahora Reina Rania de Jordania), 1993.

Siendo una mujer ordinaria, el entonces Príncipe Abdullah de Jordania, decidió casarse con ella. En la actualidad, se le califica como una de las reinas más elegantes y hermosas. Para el día de su boda, ella optó por un vestido al estilo europeo y no por uno tradicional de su país. Estaba decorado con un delicado bordado dorado, lo que le daba el toque de la realeza local.

11. La Princesa Diana de Gales, 1981.

Se convirtió en el vestido de novia más famoso del mundo entero. Fue realizado por unos diseñados poco reconocidos llamados David y Elizabeth Emanuel. De principio a fin, estaba cubierto con fino encaje, montones de perlas y una extraordinaria cola de 27 pies de largo.

12 La Princesa Grace Kelly de Mónaco, 1956.

El vestido de esta actriz estadounidense que cautivó al Príncipe Rainiero de Mónaco fue confeccionado por Helen Rose, una diseñadora que trabajaba para la compañía cinematográfica MGM. A partir de allí, obtuvo el título nobiliario que hasta el día de hoy ostenta y este traje sigue marcando pauta en cuanto a tendencias de vestidos de novia se refiere.

13. La Princesa Isabel (ahora Reina Isabel II), 1947.

Este suntuoso vestido estaba adornado con cientos de flores de plata, salpicado con aproximadamente 10.000 perlas y una cola de 15 pies de longitud. Como dato curioso se dice que terminó siendo su vestido de la buena suerte. El pasado 20 de noviembre de 2017 ella y su esposo el Príncipe Felipe conmemoraron su aniversario número 70, arribando a sus bodas de platino. Hasta la fecha, es el matrimonio real más largo en la historia de la humanidad. ¡Sí que le trajo fortuna!

Bono: El vestido de novia de la Primera Dama de los Estados Unidos, Melania Trump.

Si bien es cierto no pertenece a la realeza ni tampoco tenía su título actual cuando se casó en el 2005 con el magnate, ahora presidente estadounidense, Donald Trump; su vestido de novia fue tan hermoso que merece ser recordado. Diseñado por John Galliano, perteneciente a la casa de modas francesa Christian Dior. Se elaboró usando 330 pies de satén blanco adornados con perlas y cristales, con una cola de 16 pies de largo y un velo confeccionado totalmente en tul.

¿Cuál de ellos dirías que es tu favorito? COMENTA y COMPARTE con tus conocidos a ver que opinan sobre estos hermosos diseños reales.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR