Usa Este Brillante Truco Para Eliminar La Congestión Nasal ¡En Sólo DOS Minutos!

Usa Este Brillante Truco Para Eliminar La Congestión Nasal ¡En Sólo DOS Minutos!22shares

A medida que el invierno se acerca y las temperaturas bajan, los virus gripales comienzan a correr desenfrenadamente, infectando víctimas indefensas y propagándose como un incendio forestal. Probablemente ya has notado que sin importar a dónde vayas, un grupo de pasajeros estornudando parecen estar persiguiéndote. 

En un intento por mantenerte saludable, tomas comprimidos de equinácea, haces gárgaras con agua salada y tomas tu dosis de vitamina C. Pero cada año, pase lo que pase, empieza a suceder... Sientes esa asperesa en tu garganta. Notas un dolor sordo en tus senos paranasales. 

Te has contagiado de gripe. Antes de que te des cuenta, te encuentras en las profundidades de la desesperación y el sufrimiento de un vicioso resfriado que ninguna cantidad de sopa de pollo parece ser capaz de curar.

Tal vez no exista un síntoma de resfriado más frustrante que la temida nariz constipada. Soplas tu nariz implacablemente, pero no importa qué, no es posible despejar tus senos paranasales. Esto se debe en parte al aumento de la producción de moco asociado con los virus respiratorios superiores, pero también puede ser en gran parte debido a la inflamación de los senos.

Por suerte, es posible aliviarse. Este sencillo ejercicio de respiración funciona para alrededor del 85 por ciento de las personas que sufren de virus del resfriado y puede ofrecer un alivio eficaz e inmediato de los conductos nasales congestionados. Sólo toma dos minutos y no es necesario comprar nada. Lo mejor de todo, ni siquiera tienes que usar un ridículo y complicado neti pot.

Sin embargo, antes de que lo intentes debes visitar a un médico para asegurarte de que sólo se trate de un resfriado y no de algo más serio.

Paso 1: Aprieta tu nariz y aguanta la respiración.

Paso 2: Camina a un ritmo rápido mientras aguantas la respiración y oprimes tu nariz. No des más de 20-30 pasos. Si empiezas a sentirte mareado o te quedas sin oxígeno, por supuesto debes liberar tu nariz y respirar. Sólo sostén la respiración hasta que sientas una fuerte necesidad de respirar. NO retengas la respiración hasta el punto de sentir incomodidad, pues esto es extremadamente peligroso.

Paso 3: Después de soltar tu nariz y tomar un poco de aire, siéntate pero cuidando de mantener tu espalda tan derecha como te sea posible. Pecho afuera, hombros hacia atrás y mentón hacia arriba.

Paso 4: Mantén la boca cerrada y respira sólo por la nariz. No inhales profundamente, concentrate en tomar pequeñas respiraciones superficiales a través de la nariz. Al exhalar, hazlo profundamente y concentrate en relajar los músculos. Relaja el pecho y los hombros y permite que tus músculos se aflojen.

Paso 5: Toma respiraciones cada vez más pequeñas y más superficiales a través de la nariz. Exhala profundamente y continúa centrándote en relajarte. Al respirar poco a poco tu respiración se acelerará, pero eso está bien. Continúa respirando hacia adentro y hacia afuera SÓLO por la nariz por dos o tres minutos. El objetivo de estas respiraciones superficiales es atraer la necesidad de tu cuerpo de tomar aire. Tus vías nasales se abrirán como respuesta a esto.

Paso 6: Tus conductos nasales deberían sentirse ahora mucho más despejados. Haz lo posible por continuar respirando por la nariz incluso después de que te sientas aliviado.

Echa un vistazo a este video de la Revista de Prevención para ver cómo se hace

Información vía Why Don't You Try This | Bartley James, Nasal congestion and hyperventilation syndrome, American Journal of Rhinology, 2005 Nov-Dec; vol 19(6): p. 607-11.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR