WOW: Ésta Fotografía Revolucionó Las Redes Sociales.. ¡Y Ahora se Ha Revelado su Historia!

WOW: Ésta Fotografía Revolucionó Las Redes Sociales.. ¡Y Ahora se Ha Revelado su Historia!827shares

Hoy queremos compartir la conmovedora historia de un padre que da todo por sus hijas y que está enseñando al mundo entero el verdadero significado del amor incondicional de un padre.

Su nombre es Ryan Arebuabo y logró atraer la atención del mundo entero luego que una foto de él y sus pequeña se hiciera viral. Su realidad no sólo te conmoverá sino que te hará reflexionar sobre lo que realmente importa en la vida: el amor.

Si queremos mencionar a padres admirables, entonces sin duda debemos comenzar con Ryan Arebuabo. Un padre filipino que tiene dos preciosas hijas y que da todo por ellas.

La historia de Ryan se dio a conocer en las redes sociales luego de que una mujer compartiera una impactante fotografía de él, en un local de comida rápida, en compañía de sus pequeñas. En la foto vemos a Ryan acompañando a sus hijas mientras toman un rico almuerzo. Sin embargo, hay una dura realidad detrás de la imagen: Y es que el padre había decidido dejar de comer para que sus hijas pudieran disfrutar de un almuerzo entero.

Fue Jhunnel Sarajan quien capturó el momento y lo compartió con el siguiente mensaje:

“No pude contener mi emoción cuando los vi en Jollibee… esta foto es sobre el amor de un padre. Una descripción de auténtico desinterés”, escribió la mujer en Facebook.

Ella no pudo contenerse, así que se acercó y le preguntó lo que pasaba. Fue entonces cuando el hombre compartió su historia, revelando que había sufrido un ataque al corazón y que él solo cuida de sus adorables hijas.

Aquí te dejamos la foto que ha revolucionado a la Internet:

¡Qué hermoso es el amor de éste padre!

Ryan ha pasado por bastantes tragedias: A la edad de 36 años sufrió un ataque al corazón que lo dejó incapacitado para trabajar y poco después su mujer lo abandonó a él y a sus hijas: Rose Ann y Rose May. Ahora la familia vive en una pequeña cabaña de 2 metros cuadrados hecha de láminas oxidadas y tablas.

Ahora, Ryan Arebuabo tiene 38 años y está decidido en sacar adelante a sus hijas:

“A pesar de su condición, es un padre dedicado que persevera para llevar comida a su mesa y darles educación a sus hijas. Ambas estudian en la escuela primaria José Corazón de Jesús”, dice Jhunnel Sarajan.

Este padre madruga todos los días a las 5 a.m. para preparar a sus hijas para el colegio e ir a trabajar en su pequeña tienda.

Se sabe que el padre recibe 44 dólares al mes como una asistencia del gobierno y que gana diario entre 2 a 4 dólares.

Por supuesto, Ryan usa todo ese dinero para comprar alimentos y pagar los estudios de sus hijas.

¡Ojalá todos los padres fueran como él!

Y tú, ¿conocías ésta desgarradora historia?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR