WOW: Estos 25 Hombres Compartieron la Peor Experiencia Sexual de Sus Vidas... ¡Horrible!

WOW: Estos 25 Hombres Compartieron la Peor Experiencia Sexual de Sus Vidas... ¡Horrible!6shares

Este fue un movimiento fantástico. Hombres de todas las edades y de cualquier parte del mundo, han decido compartir la PEOR experiencia sexual de sus vidas. 

Lo peor, es que algunos de estos relatos no ocurrieron en su primera vez, sino mucho tiempo después... ¿Podrías imaginártelo?

Aquí te dejamos sus relatos. ¡Disfrútalos!

1. Cuando ella se cansa de ti, hermano.

"Mi ex justo había tenido un orgasmo por lo que seguimos haciéndolo como cualquier pareja joven, adolescente y caliente. Pero cuando ella justo había puesto su trasero sobre mi cara me dice: ‘Ya no disfruto realmente teniendo relaciones sexuales contigo'. Ouch, toda mi confianza se fue esa noche".

Bueno, al menos fue sincera.

2. El amazónico agujero trasero. 

"Conocí a una chica en un club y la invité a mi casa. Todo iba bien, comenzamos a quitarnos la ropa, pero cuando de repente se apoyó sobre mi cama de perrito, lo vi. Sus piernas revelaron un peludo y amazónico agujero de trasero. No tengo problemas con los pelos, pero esto era otra cosa... Por lo que no pude seguir y me inventé una excusa".

Esto le podría ocurrir a cualquiera, te acompañamos en sentimiento.

3. Algunas son malas, MUY MALAS.

"Una vez, haciéndolo con una chica de la universidad, ella me pidió que me sacara el condón. Justo después de que terminamos de hacerlo me dijo: 'uhmm, deberías hacerte una revisión". Bueno, resultó que su novio la estaba engañando y yo era su venganza".

Por otro lado, una revisión siempre es buena.

4. Cuando te sueltan una BOMBA en mitad del acto.

"Una chica me confesó que tenía cáncer en pleno acto. Luego me pidió que acabara rápido. Eso fue horroroso”.

¿Qué habrías hecho tú?

5. No siempre es bueno girarse.

"Estaba teniendo problemas para continuar... Por lo que se me ocurrió la brillante idea de pedirle que se volteara. ¡Pero fue peor! En ese instante pude ver su hemorroides y su trasero lleno de granos. Simplemente no pude seguir mirando esa cosa".

¡Qué horror! Te acompañamos en sentimientos, hermano.

6. ¡Sorpresa!

"Una vez, cuando tenía 19 años, mi novia de aquél entonces no me dijo que le habían detectado una infección severa. Resulta que cuando empecé a tocarla, UNA CUCHARA DE QUESO salió de ella. Casi me fui en vómito. Y lo peor no es eso, es que después me pegó la clamidia y gonorrea. Pero el sexo era bueno".

Al menos el sexo era bueno... ¡No lo olvides!

7. La primera vez siempre es dura.

"Mi primera vez estaba tan nervioso que no podía mantener mi pene erecto, así que opté por hacerle sexo oral. Sin embargo, no tenía idea de cómo hacerlo, por lo que simplemente introduje mi lengua... En ese instante ella suelta un 'Así no es cómo debes hacerlo'"

Ouch.

8. Cuando Bob Esponja te gana la chica.

"Estaba en su casa y, por alguna razón, ella decidió invitar a Bob Esponja al acto. No pude hacerlo, la risa de Bob Esponja hacía que me desconcentrara. Cuando le pedí que lo apagara, me dijo: 'Se queda prendido o tú te vas'".

Nunca, pero NUNCA hagas escoger a una chica entre tú y su personaje favorito.

9. Por algo dicen que las santas son las más peligrosas.

"La hija de la predicadora seguía diciéndome ‘Hazme daño, chico pagano’, mientras se rehusaba a moverse".

Esto es muy a lo Christian Grey, ¿no creen?

10. ¡Directo en el ojo!

"Una vez me pude reunir con una chica increíble, después de un largo tiempo sin vernos. Estábamos en mi casa y me acababa de confesar que ahora le encantaba hacerlo a lo 'perrito'. Así que pensé que era mi oportunidad. Comencé acariciándola, le susurré algo al oído y justo cuando bajaba, ella se tiró un pedo en mi ojo. Luego se puso a llorar y se fue. Nunca volví a saber nada de ella".

¡Bah!, no era para tanto.

11. Cuando toca liberar un poco la carga.

"Estaba teniendo un sexo increíble con mi ex. Casi 45 minutos corridos... Hasta que de repente, sin decir palabra alguna, se levanta y va al baño para hacer del 2. Las paredes de mi piso son delgadas, así que pude oírlo todo. Fue difícil continuar después de eso".

Bueno, fueron los mejores 45 minutos de la noche, de eso estamos seguros.

12. ¡Sorpresa! Parte 2.

"Estaba tocando a mi chica cuando de repente sentí algo extraño. Se trataba de un condón. Había estado todo el día en el interior de su vagina".

Podrías encontrar algo peor, no sé... Quizá una cuchara de queso.

13. Por esto no hay que confundir la lujuria con el amor.

"Ocurrió con la primera chica con la que salí después de mudarme a Nueva York. Estuvimos saliendo por un tiempo y las cosas se estaba poniendo calientes. Cuando comenzamos a tener sexo, ella empezó a llorar. Así que le pregunté si todo andaba bien, y fue allí cuando me confesó que sólo había estado con un hombre. Y que nuestra relación era tan intensa que ella se había enamorado de mi. Eso me mató, tanto a mi como a mi mini-yo. A la mañana siguiente la dejé en su casa y nunca hablé más con ella".

¡Pobre chica!

14. Cuando la mejor opción es escapar.

"Después de salir un par de veces con una chica. Ella me invitó a su casa y comenzó a quitarse los pantalones. En ese instante un hedor a atún inundó la habitación. Intenté seguirle el juego, pero era tan asqueroso que después de 2 minutos fingí haberme torcido el tobillo al tropezarme con una almohada. Incluso caí, intencionalmente, sobre una pila de LEGOs para hacer más creíble mi historia. Al final ella vendó mi pie y me fue a dejar al auto. Después de un tiempo descubrí que botó todas las almohadas de su pieza. Cada vez que nos topamos ella me pide perdón".

¡Vamos! ¿Qué es un poco de atún?

15. No veía venir esto.

"Hice el 69 con una chica, cuyos pelos del trasero hirieron mi ojo. Nunca más hice esa posición".

Definitivamente, ¡NO VEÍA VENIR ESO!

16. No siempre es recomendable después de unos tragos.

"Una vez, mientras mi esposa y yo habíamos decidido ir a Jamaica de vacaciones para revivir la llama del amor, terminamos teniendo el peor sexo de nuestras vidas. Estábamos muy borrachos e intentamos hacerlo anal. Apenas al comenzar el acto, cuando introduje mi pene, sentí como si algo se rompiera. Ella empezó a gritar como loca y se fue corriendo al baño. Cuando entré al baño vi mucha sangre. Ella estaba sentada, llorando y con el trasero ensangrentado".

El alcohol definitivamente no nos deja pensar claramente.

17. Típico, cuando tu familia se entera.

"Tenía 15 años y todo iba bien con mi novia hasta que sentí mucho líquido. No sé por qué, pero le grité '¿Acabas de orinarte en mi pene?'. En ese instante toda mi familia se despertó y ahora se siguen burlando aún después de 12 años.

Qué bochorno. ¿Que harías en su caso?

18. A veces va más allá del atractivo.

"Prácticamente tuve relaciones con la reina del pescado muerto. Ella era muy guapa pero tan íntimamente inepta que no logré acabar. Al final, fingí haber acabado y me masturbé en mi casa".

Al menos recurrió a Manuela. Es algo.

19. El violador.

"La chica no se movió ni un centímetro, me sentí como un violador".

Esas cosas pasan, quizá ella estaba nerviosa (o dormida).

20. Aliento a cangrejo.

"Mi esposa es de esas mujeres que pueden comer como un camionero sin engordar. Bueno, hace unos 4 años atrás, cuando estábamos de vacaciones en Maryland, ella quiso comer en un buffet que servía cangrejo. Después, esa misma tarde, ella estaba de humor y se abalanzó sobre mi. Fue en ese instante cuando el olor a cangrejo me noqueó. Pasé unos 15 minutos conteniendo mis ganas de vomitar".

En estos casos siempre es bueno tener una menta.

21. Cuando tu chica muge.

"Una vez estuve con una chica que gritaba como una vaca cuando tenía un orgasmo. De verdad, en pleno acto ella gritaba MUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU. Simplemente perturbador".

¡Qué pena!, de seguro ella se la estaba pasando muy bien.

22. Cuando te cuentan sus problemas en pleno acto.

"En pleno acto, me di cuenta que la chica con la que estaba no se veía muy contenta, así que le pregunté qué le pasaba. En ese momento, ella me reveló que su médico le había aconsejado que no tuviera sexo hasta hacerse unos exámenes, porque estaba teniendo unos síntomas extraños y que creían que podría tratarse de un derrame cerebral. Ella soltó todo eso justo cuando estaba dentro de ella".

Bueno, a veces es mejor no preguntar. ¿Qué creen?

23. Sangre y gritos, es todo lo que vi.

"Ella se encontraba trabajando con mi pene cuando me vi un montón de sangre. Pensé que moriría allí. Había mucha sangre y gritos. Y eso no es lo peor... Después ella tuvo la brillante idea de preguntarme si ya había acabado".

Bueno, podría haber ido peor.

24. Cuando el vómito aparece.

"Había acabado y a los pocos segundos ella vomitó con mi pene en su boca. Al final, seguimos saliendo, pero esa noche perdí mi juego de sábanas favorito".

Bueno, al menos conseguiste a la chica.

25. Un problema oloroso.

"Una vez, estado completamente borracho, terminé haciéndole sexo oral a una chica. Pero menos mal que había alcohol de por medio, porque su vagina olía a vómito".

Qué bueno que estabas completamente borracho.

Y tú ¿has tenido alguna experiencia parecida?

Estamos deseando saber de qué se trata. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR