WOW: Estudio Revela que los Celos Son Diferentes Para Hombres y Mujeres

WOW: Estudio Revela que los Celos Son Diferentes Para Hombres y Mujeres12shares

¿Alguna vez has estado bien con tu pareja cuando de repente sentiste un poco de celos? Viste un comentario en una de sus publicaciones de Facebook y te diste cuenta que la misma persona le dio "Me Gusta" a una de sus fotos en Instagram, e inesperadamente te ves consumida por un único trabajo: Descubrir quién es esa persona. Así es como terminas encontrando algo que no querías ver, algo que probablemente has inventado enteramente en tu cabeza, algo que te hace sentir 100% celosa.

Al menos, así me ha pasado. Y sé que no soy la única persona celosa aquí. Pero, ¿te has preguntado de dónde viene ese sentimiento? ¿De dónde son los celos? O más interesante, ¿qué tan celosa es tu pareja?

Un reciente estudio ha revelado que los celos pueden ser diferentes entre los hombres y las mujeres. ¡Y eso no es todo! También han descubierto un montón de cosas interesantes. ¡Sigue leyendo para enterarte!

Beyoncé una vez dijo:

"Sólo estoy celosa. Sólo soy humana, no me juzgues"

Y estaba en lo correcto, "estar celoso" es algo muy humano. Y creo que todos nos hemos sentido así en algún momento de nuestras vidas, especialmente en relaciones.

Pero... ¿los celos son diferentes para las mujeres y los hombres?

Recientemente, los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia, se plantearon la misma interrogante y encontraron algunos resultados interesantes que son un poco más complicados de lo que hubiera pensado.

Primero, debemos saber de dónde vienen los celos.

Se ha aceptado ampliamente que los celos tienen raíces evolutivas. Y puesto que las mujeres, biológicamente, tienen una mayor inversión en reproducción que los hombres son más propensas a ser celosas

Aunque algunas investigaciones han señalado que tanto los hombres como las mujeres pueden ser celosos por igual.

"La vida encuentra una forma".

¿Y dónde nos deja esto?

Hasse Walum, la persona que lideró la investigación del Instituto Karolinska, pensó: ¿Juega la genética un papel importante en los celos? ¿Y qué hay con el género? Hasta entonces, esas preguntas no habían sido exploradas.

Para la investigación se usó una muestra compuesta por 1.048 gemelos monocigóticos (gemelos que comparten el 100% de sus genes), 1.129 gemelos dicigóticos del mismo sexo (gemelos que comparten el 50% de sus genes) y 1.020 gemelos dicigóticos de diferentes sexos.

A todos esos gemelos se les plantearon 2 escenarios y le preguntaron en una escala del 1 (para nada) al 10 (extremadamente) qué tan celosos estarían.

La primera pregunta estaba relacionada con los celos sexuales: Se planteaba que el sujeto estaba de vacaciones y su pareja los engañaba sexualmente. ¿Cómo se sentirían al respecto?

La segunda pregunta estaba relacionada con los celos emocionales: Se sugirió que la pareja del sujeto estaba de vacaciones y se enamoraba de otra persona. ¿Cómo se sentirían al respecto?

Cuando Walum y su equipo recogieron estos datos, ellos descubrieron que...

...las mujeres reportaban un alto nivel de celos (tanto emocionales como sexuales) y que ambos (hombres y mujeres) son más celosos sexualmente que emocionalmente. También descubrieron que los hombres reportaron un mayor nivel de celos sexuales. Esto está alineado con lo que ya sabemos acerca de cómo los hombres y las mujeres reaccionan a diferentes tipos de celos

La genética también fue una gran contribuyente al estudio, representando el 30% de la ecuación...

...Pero no hubo diferencia entre los hombres y mujeres cuando se trata de medir los celos a nivel genético.

Por su parte, la Universidad de Chapman ha hecho un amplio estudio sobre los celos y encontraron resultados similares.

La encuesta se le aplicó a casi 64.000 estadounidenses. En ella debían declarar su género, orientación sexual y se les hacían preguntar similares a las del estudio de Walum. 

Lo que encontraron fue que el 54% de los hombres heterosexuales se sentían más celosos cuando eran engañados sexualmente que emocionalmente, y que sólo un 35% de las mujeres heterosexuales se sentían de esa manera.

"Los hombres heterosexuales realmente destacan de los demás grupos..."

"...fueron los únicos en estar más molestos por la infidelidad sexual que por la infidelidad emocional", dijo el Doctor David Frederick.

Otro descubrimiento interesante de la investigación del Instituto Karoliska

Es que los hombres y las mujeres piensan en la infidelidad de manera diferente.

El estudio concluye en que la genética está presente en la compresión de los celos, pero también se apoyan a las teorías de la evolución. Sin embargo, los investigadores comprenden los límites de su investigación y esperan realizar futuros estudios.

Pero de algo sí podemos estar seguros:

Cada persona experimenta los celos de manera diferente.

¡Así que cuidado con lo que haces!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR